Bizcocho de Limón “estilo Starbucks”

Bizcocho de Limón “estilo Starbucks”

Últimamente me he aficionado a las recetas con limón, sobre todo a las recetas dulces y postres con limón. La receta que hoy os presento es un delicioso bizcocho de limón “estilo Starbucks”, muy jugoso, húmedo y con mucho sabor a limón.

Seguro que todos conocéis la famosa cadena de cafeterías Starbucks. En sus establecimientos sirven un bizcocho de limón típico de la repostería americana: miga densa, sabor a mantequilla y un bonito glaseado. Es un bizcocho de limón muy húmedo y jugoso donde predomina el sabor a limón, ya que en la propia masa de bizcocho pondremos ralladura y zumo de limón. Además, para potenciar aun más el sabor a limón, vamos a preparar un almíbar de limón con el que calaremos el bizcocho una vez horneado. Esto dará mucho sabor a nuestro bizcocho y un extra de jugosidad. También vamos a cubrir el bizcocho con un glaseado de limón, que aportará un toque muy dulce y refrescante.

Os aseguro que está absolutamente delicioso.

Ingredientes de la receta

Para el bizcocho:

  • Harina (200 g)
  • Levadura química o polvo para hornear (8 g)
  • Sal (una pizca)
  • Azúcar (200 g)
  • Mantequilla (110 g)
  • Nata para montar o crema para batir (125 g)
  • Huevos (3 medianos)
  • Ralladura de limón (2 limones)
  • Zumo de limón (2 cucharadas soperas)

Para el almíbar:

  • Azúcar (50 g)
  • Zumo de limón (2 cucharadas soperas)

Para el glaseado:

  • Azúcar glas (120 g)
  • Zumo de limón (3 cucharadas soperas)

(*) Si lo necesitas, puedes consultar las tablas de medidas y equivalencias en cocina y repostería.

Elaboración de la receta

Comenzamos rallando la piel de los dos limones, sin llegar a la parte blanca del limón para que no amargue. Reservamos la ralladura y exprimimos el zumo de uno de los dos limones. Este zumo lo vamos a ir utilizando durante toda la receta: bizcocho, almíbar y glaseado. Si el limón es pequeño y nos sale poco zumo, exprimiremos también el otro limón.

Ahora tamizamos en un bol, con la ayuda de un colador, la harina, la levadura química (o polvo para hornear) y la sal. Reservamos este mezcla para utilizarla posteriormente.

Seguidamente en otro bol grande ponemos el azúcar junto con la mantequilla blanda. Para conseguir que esté blanda, la habremos sacado un rato antes de la nevera. Mezclamos bien hasta conseguir una crema. En este punto añadimos la ralladura de limón que teníamos reservada y la integramos bien en la crema.

Integrando la ralladura de limón en la crema de mantequilla
Integrando la ralladura de limón en la crema de mantequilla

A continuación integramos en la crema los huevos, de uno en uno, que los tendremos a temperatura ambiente. Hecho esto añadimos e integramos la nata (que podríamos sustituir por yogur natural) y dos cucharadas soperas de zumo de limón. Y añadimos, poco a poco, la harina que tamizamos anteriormente, integrándola bien hasta conseguir una masa bastante densa y sin grumos.

Masa de bizcocho terminada
Masa de bizcocho terminada

En este punto, que tenemos terminada la masa de bizcocho, la vertemos en un molde rectangular, tipo cake, forrado con una tira de papel de hornear. Alisamos la superficie y llevamos el molde al horno, que lo tendremos precalentado a 180 ºC con calor arriba y abajo, durante unos 45-50 minutos.

Bizcocho de limón antes de hornear
Bizcocho de limón antes de hornear

Tras 45 minutos ya tenemos nuestro bizcocho de limón bien horneado. Antes de sacar el bizcocho del horno, comprobaremos que está bien cocinado pinchándolo con un palillo. Si el palillo sale con restos de masa, lo dejaremos que se siga horneando unos minutos más. Si por el contrario el palillo sale limpio, sacaremos definitivamente el bizcocho del horno.

Bizcocho de limón recién horneado
Bizcocho de limón recién horneado

En este punto preparamos un almíbar rápido. Para ello en un vaso ponemos el azúcar y dos cucharadas soperas de zumo de limón. Llevamos el vaso al microondas durante pocos segundos, hasta que el azúcar se diluya. Este paso se puede hacer igualmente en un cazo pequeño al fuego.

Ahora que tenemos el almíbar preparado, pinchamos bien todo el bizcocho con un palillo para que el almíbar pueda calar bien en su interior. Hecho esto, distribuimos poco a poco el almíbar de limón por toda la superficie del bizcocho.

Vertiendo el almíbar de limón sobre el bizcocho
Vertiendo el almíbar de limón sobre el bizcocho

Por último dejamos que el bizcocho se cale del almíbar y se enfríe completamente dentro del molde en el que lo hemos horneado.

Tras una hora y media, ya tenemos frío y calado nuestro bizcocho. Lo desmoldamos sobre una rejilla y preparamos el glaseado. Para ello mezclamos bien el azúcar glas con tres cucharadas soperas de zumo de limón, hasta conseguir un glaseado denso. Es recomendable añadir el zumo poco a poco, para que no nos quede un glaseado demasiado líquido.

Preparando el glaseado de limón
Preparando el glaseado de limón

Seguidamente vertemos el glaseado de limón en la superficie de nuestro bizcocho y lo dejamos reposar, durante unos 30 minutos, para que solidifique.

Cubriendo el bizcocho con el glaseado
Cubriendo el bizcocho con el glaseado

Pasado el tiempo de reposo ya nos podemos cortar un trozo de bizcocho de limón y disfrutar de todo su sabor.

Bizcocho de limón estilo Starbucks
Bizcocho de limón estilo Starbucks

A continuación podéis ver el vídeo con el paso a paso de esta receta.

Vídeo-receta

Comentarios

Deja una Respuesta a Alberto cerna Cancelar Respuesta

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos con asterisco (*) son obligatorios.