Receta de Tarta de Santiago

Receta de Tarta de Santiago

Hoy vamos a preparar una tarta de Santiago elaborada siguiendo la receta original. Veréis que se trata de una tarta muy fácil de preparar en casa, a base de almendra, azúcar y huevos. Mi consejo, para que nos quede una tarta de Santiago de diez, es utilizar almendra de la mejor calidad posible.

El resultado es una tarta de auténtica locura, con un rico e intenso sabor a almendra, además de un toque húmedo y esponjoso.

Ingredientes de la receta

  • Almendras (250 g)
  • Azúcar (250 g)
  • Huevos (5 medianos)
  • Ralladura de medio limón
  • Canela (media cucharadita)
  • Licor de hierbas (medio chupito)
  • Azúcar glas

(*) Si lo necesitas, puedes consultar las tablas de medidas y equivalencias en cocina y repostería.

Elaboración de la receta

Comenzamos moliendo 250 gramos de almendras. Para ello separamos la mitad de las almendras (125 gramos) y las molemos hasta obtener una especie de “harina de almendra”. La otra mitad de las almendras (125 gramos) también las molemos, pero esta vez las dejamos con una textura más gruesa o granulada, que se noten los trozos de almendra.

Almendra molida en dos texturas diferentes
Almendra molida en dos texturas diferentes

Seguidamente en un bol ponemos 250 gramos de azúcar y 5 huevos medianos. Batimos estos dos ingredientes hasta conseguir una mezcla espumosa. Hecho esto vertemos un chorrito de licor de hierbas (o aguardiente) y la ralladura de medio limón. Habremos limpiado bien la piel del limón antes de rallarla. Seguidamente añadimos media cucharadita de canela y los 125 gramos de almendra molida o “harina de almendra”. Integramos bien, hasta conseguir una mezcla homogénea.

Añadiendo la harina de almendra en la mezcla de huevo
Añadiendo la harina de almendra en la mezcla de huevo

En este punto añadimos e integramos los otros 125 gramos de almendra molida, la que hemos dejado con una textura granulada.

Integrando la almendra granulada en la mezcla
Integrando la almendra granulada en la mezcla

Ahora repartimos la mezcla en un molde de 28 centímetros de diámetro, o bien en dos moldes pequeños de 18 centímetros de diámetro. Por último llevamos el molde al horno, que lo tendremos precalentado a 180 grados, con calor arriba y abajo, durante 20-30 minutos.

Tarta de Santiago lista para hornear
Tarta de Santiago lista para hornear

Pasados 20 minutos ya tenemos nuestra tarta de Santiago bien horneada y dorada. La dejamos que se atempere durante 10 minutos dentro del molde.

Tarta de Santiago recién horneada
Tarta de Santiago recién horneada

Tras 10 minutos, desmoldamos la tarta y la decoramos. Para ello colocamos una plantilla de la Cruz de Santiago sobre la tarta y espolvoreamos una buena cantidad de azúcar glas.

Decorando la tarta de Santiago
Decorando la tarta de Santiago

Retiramos la Cruz de Santiago con mucho cuidado y dejamos que nuestra tarta se enfríe antes de comerla. Una vez fría… ¡A disfrutar! Mirad qué apetecible se ve esta porción:

Porción de tarta de Santiago casera
Porción de tarta de Santiago casera

A continuación os dejo el vídeo de esta receta.

Vídeo-receta

Comentarios

  1. Para saber si la tarta estГЎ hecha, pГ­nchala con un alfiler o la punta de un cuchillo. Si sale limpio, la tarta estГЎ hecha, pero si sale un poco sucio, debes dejar que termine de cocerse en el horno unos minutos mГЎs.

Deja una Respuesta a Людмила Cancelar Respuesta

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos con asterisco (*) son obligatorios.