Crema de chocolate blanco con salsa de frambuesas

Crema de chocolate blanco con salsa de frambuesas

Hoy vemos cómo hacer crema de chocolate blanco con salsa de frambuesas. Un postre fácil de preparar que queda con un intenso sabor a chocolate blanco, acompañado de una deliciosa salsa de frambuesas que lo complementa.

Esta receta de crema de chocolate blanco nos va a quedar con una textura muy suave y ligera. Os aseguro que su sabor es delicioso.

La crema de chocolate blanco por si sola está muy rica, pero lo está aún más acompañada de la salsa de frambuesas que vamos a preparar. Una salsa de frutos rojos con un toque ácido que combina a la perfección con esta receta con chocolate blanco.

VÍDEO-RECETA

INGREDIENTES
(para 4 ó 5 raciones)

Para la crema de chocolate blanco

  • 200 gramos de chocolate blanco
  • 250 mililitros de nata
  • 250 mililitros de leche
  • 2 cucharadas soperas de Maizena (harina refinada de maíz)
  • 2 cucharadas soperas de azúcar

Para la salsa de frambuesas

  • 125 gramos de frambuesas
  • 2 cucharadas soperas de azúcar
  • Zumo de limón
Ingredientes para la crema de chocolate blanco con salsa de frambuesas
Ingredientes para la crema de chocolate blanco con salsa de frambuesas

ELABORACIÓN

Comenzamos este postre calentando la leche en un cazo.

Una vez que esté caliente le añadimos el chocolate blanco. Mezclamos bien el chocolate en la leche, hasta que se derrita por completo.

Derritiendo el chocolate blanco en la leche
Derritiendo el chocolate blanco en la leche

Ahora que el chocolate blanco se ha derretido, añadimos a la mezcla el azúcar y la mitad de la nata (125 ml).

En el resto de la nata (otros 125 ml) vamos a diluir la Maizena. Una vez que esté bien disuelta y sin grumos, vertemos la mezcla al cazo en el que hemos añadido los demás ingredientes.

Diluyendo la Maizena en la nata
Diluyendo la Maizena en la nata

Llevamos el cazo al fuego, sin parar de remover para evitar que se formen grumos y que se pegue al fondo. Removemos la mezcla hasta que nuestra crema de chocolate blanco se espese.

Una vez que se haya formado una crema espesa, retiramos del fuego y dejamos templar unos minutos.

A continuación vertemos  la crema de chocolate blanco en unos vasitos de cristal, que utilizaremos para servir el postre.

Vertiendo la crema de chocolate blanco en unos vasitos
Vertiendo la crema de chocolate blanco en unos vasitos

Una vez que la crema de chocolate blanco haya perdido el calor de la cocción, la dejamos en la nevera de 3 a 4 horas, para que repose y se enfríe. Incluso se puede dejar para el día siguiente.

Mientras la crema de chocolate blanco se enfría, preparamos la salsa de frambuesas…

En un cazo ponemos las frambuesas, el azúcar y un chorrito de zumo de limón. Lo ponemos a fuego medio y dejamos que las frambuesas se deshagan, hasta que se forme una especie de mermelada de frambuesas.

Cuando las frambuesas se hayan deshecho, las ponemos sobre un colador y colamos la salsa, para que nos quede bien limpia y sin pepitas. Dejamos que la salsa de frambuesas se enfríe.

Colando la salsa de frambuesas
Colando la salsa de frambuesas

Una vez que nuestra crema de chocolate blanco esté bien fría y haya tomado cuerpo, le agregamos un par de cucharadas (por cada vasito) de la salsa de frambuesas.

Agregando la salsa de frambuesas a la crema de chocolate blanco
Agregando la salsa de frambuesas a la crema de chocolate blanco

Terminamos de decorar este rico postre con unas frambuesas enteras y unas hojas de menta. Y en este punto ya lo tendremos listo para disfrutar de todo su sabor.

Crema de chocolate blanco con salsa de frambuesas
Crema de chocolate blanco con salsa de frambuesas

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos con asterisco (*) son obligatorios.