Flan de naranja y leche condensada

Flan de naranja y leche condensada

Hoy vamos a preparar una receta de flan casero con una combinación de sabores muy especial, ya que vamos a mezclar leche condensada y zumo de naranja. Sin duda se trata de una mezcla única y muy aromática que dará como resultado un delicioso flan de naranja y leche condensada.

Este flan de naranja y leche condensada queda muy rico y su textura es suave y ligera. La leche condensada le aporta ese sabor tan característico suyo y una textura cremosa. Por otro lado el zumo de naranja le aporta mucho sabor y aroma, resultando un flan con una mezcla de sabores totalmente diferente. Eso sí, os recomiendo que para hacer este flan compréis unas buenas naranjas para hacer un zumo de naranja natural.

Si os animáis a preparar la receta, ya veréis que este flan es un postre fácil de preparar y elaborado con muy pocos ingredientes.

Ingredientes de la receta

  • 350 gramos de zumo de naranja natural
  • 370 gramos de leche condensada
  • 5 huevos
  • Caramelo

Elaboración de la receta

Comenzamos haciendo el zumo de naranja. Yo he obtenido la cantidad necesaria exprimiendo tres naranjas hermosas. Colamos bien el zumo recién exprimido, para que no tenga pulpa de naranja, y lo reservamos.

Ahora en un bol batimos bien los huevos. Hecho esto añadimos el zumo de naranja y la leche condensada, y mezclamos bien para unificar todos los ingredientes. Por último, con la ayuda de un rallador, rallamos sobre la mezcla la piel de una naranja. Es importante limpiar bien la piel antes de rallarla y, en este caso, podemos utilizar la cáscara de una de las naranjas que hemos exprimido anteriormente. Reservamos esta mezcla de flan mientras caramelizamos el molde o flanera.

Seguidamente ponemos un molde o flanera rectangular dentro de un recipiente apto para el horno, ya que vamos a hornear el flan al baño María. A continuación caramelizamos bien el fondo del molde y vertemos dentro la mezcla de flan.

Vertiendo la mezcla de flan sobre el molde caramelizado
Vertiendo la mezcla de flan sobre el molde caramelizado

Vertemos agua bien caliente dentro del recipiente en el que hemos metido el molde con el flan y lo llevamos al horno, que lo tendremos precalentado a 180 ºC, con calor arriba y abajo, durante unos 50-60 minutos.

Flan de naranja y leche condensada antes de ser horneado al baño María
Flan de naranja y leche condensada antes de ser horneado al baño María

Tras el tiempo de horneado y tras comprobar que el flan está bien cuajado, lo sacamos del horno y dejamos que se enfríe a temperatura ambiente. Una vez frío lo reservamos en la nevera, bien tapado, de un día para otro.

Flan de naranja y leche condensada recién horneado
Flan de naranja y leche condensada recién horneado

Unas horas antes de servir nuestro flan de naranja y leche condensada lo desmoldamos, volcándolo sobre la fuente en la que lo vayamos a servir. Lo decoramos con un poco de piel de naranja, unos gajos de naranja y unas hojas de hierbabuena.

Flan de naranja y leche condensada
Flan de naranja y leche condensada

A continuación podéis ver el vídeo de esta receta.

Vídeo-receta

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos con asterisco (*) son obligatorios.