Galletas caseras de chocolate blanco y arándanos

Galletas caseras de chocolate blanco y arándanos

Hoy vemos cómo hacer galletas de chocolate blanco con arándanos. Una receta de galletas caseras muy fácil y rápida de preparar.

Esta receta de galletas caseras de chocolate blanco y arándanos es toda una delicia. Cuando las muerdes están crujientes y su interior es muy tierno y sabroso, gracias a la combinación de los sabores ácido y dulce de los arándanos y el chocolate blanco.

Realmente son unas galletas deliciosas. Tienen una buena cantidad de chocolate blanco que, al morderlo, se funde en la boca. Y todo ésto mezclado con el sabor de los arándanos de su interior, que quedan tiernos y jugosos.

VÍDEO-RECETA

INGREDIENTES
(para unas 15-20 galletas)

  • 1 huevo
  • 125 gramos de mantequilla (o margarina)
  • 160 gramos de harina
  • 80 gramos de azúcar moreno
  • 80 gramos de azúcar blanco
  • 100 gramos de chocolate blanco
  • 100 gramos de arándanos deshidratados
  • Una cucharadita de esencia de vainilla
  • Media cucharadita de bicarbonato
Ingredientes para las galletas caseras de chocolate blanco y arándanos
Ingredientes para las galletas caseras de chocolate blanco y arándanos

ELABORACIÓN

En un bol ponemos la mantequilla, a temperatura ambiente, junto con los dos tipos de azúcar. Con unas varillas mezclamos hasta conseguir una “crema de mantequilla”. Seguidamente agregamos la esencia de vainilla y el huevo, e integramos bien en la crema de mantequilla.

Haciendo la masa de galletas
Haciendo la masa de galletas

A continuación agregamos la harina y el bicarbonato, y con la ayuda de una lengua pastelera los integramos bien en la mezcla anterior.

En este punto ya tenemos lista nuestra masa de galletas.

Seguidamente incorporamos el chocolate blanco, que previamente habremos cortado en cubitos, y los arándanos. Mezclamos hasta integrar el chocolate y los arándanos en la masa de galletas. Yo he reservado parte del chocolate y los arándanos, para luego decorar las galletas antes de hornearlas.

Añadiendo el chocolate blanco y los arándanos a la masa de galletas
Añadiendo el chocolate blanco y los arándanos a la masa de galletas

Ahora comenzamos a formar nuestras galletas caseras. Para ello, con la ayuda de una cuchara, vamos cogiendo porciones de masa y las vamos colocando sobre una bandeja de horno forrada con papel de hornear. Debemos procurar que todas las porciones sean del mismo tamaño y no ponerlas muy juntas, para que no se peguen entre ellas al hornearlas.

Formando las galletas
Formando las galletas

Una vez formadas y colocadas en la bandeja de hornear, decoramos las galletas con los arándanos y con el chocolate blanco que habíamos reservado anteriormente.

Galletas antes de hornear
Galletas antes de hornear

Llevamos nuestras galletas al horno, colocando la bandeja a media altura, con el horno precalentado a 180 ºC, con calor arriba y abajo. Dejamos que nuestras galletas se horneen durante 10-12 minutos, hasta que veamos que los bordes tengan un color dorado.

Tras el tiempo de horneado sacamos nuestras galletas caseras del horno y, teniendo cuidado, ya que aún estarán algo blandas, las vamos colocando sobre una rejilla para que así se enfríen y endurezcan.

Galletas recién horneadas
Galletas recién horneadas

En el momento que nuestras galletas caseras de chocolate blanco y arándanos estén frías, ya las podremos probar y disfrutar de todo su sabor.

Galletas caseras de chocolate blanco y arándanos
Galletas caseras de chocolate blanco y arándanos

Comentarios

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos con asterisco (*) son obligatorios.