Palmera gigante de hojaldre y chocolate

Palmera gigante de hojaldre y chocolate

Hoy vemos cómo hacer una palmera gigante de hojaldre y chocolate. Se trata de una receta fácil con hojaldre, recubierta de chocolate blanco y chocolate negro, que queda muy rica y vistosa.

Hacer una palmera gigante de hojaldre, en casa, es más fácil de lo que puede parecer…

Primero haremos dos espirales con tiras de hojaldre, donde cada espiral formará media palmera, unidas por la zona inferior con más tiras de hojaldre. Al hornear nuestra palmera, el hojaldre crecerá y las tiras de hojaldre se juntarán, formando una bonita palmera.

Al final nos quedará una palmera de hojaldre muy original, además de deliciosa, gracias a las capas de chocolate negro y chocolate blanco que lleva en su superficie.

Si en lugar de gigantes, preferís la versión “mini”, os dejo esta receta de palmeritas de hojaldre con chocolate que publiqué hace unos meses.

VÍDEO-RECETA

INGREDIENTES

  • 2 láminas de hojaldre rectangulares (275 gramos de peso)
  • Azúcar
  • 100 gramos de chocolate negro
  • 100 gramos de chocolate blanco
Ingredientes para nuestra palmera gigante
Ingredientes para nuestra palmera gigante

ELABORACIÓN

Desenrollamos una de las láminas de hojaldre sobre una superficie plana y espolvoreamos un poco de azúcar. Pasamos un rodillo sobre la superficie de la masa de hojaldre, de forma suave y sin apretar, ya que lo único que queremos es que el azúcar quede bien adherido a la masa. Si presionásemos mucho con el rodillo, estropearíamos el hojaldre.

Ahora cortamos la lámina de hojaldre en tiras de unos dos dedos de ancho. En mi caso me he ayudado de un “palillo chino” de madera para hacer los cortes rectos.

Cortando el hojaldre en tiras
Cortando el hojaldre en tiras

Una vez que hayamos cortado todo el hojaldre, cogemos una tira y la enrollamos sobre si misma, tal y como se ve en esta foto:

Enrollando una tira de hojaldre
Enrollando una tira de hojaldre

Unimos esta primera tira ya enrollada con otra tira de hojaldre, cerrando bien la unión con los dedos para que no se despegue al hornear.

Uniendo dos tiras de hojaldre
Uniendo dos tiras de hojaldre

Continuamos enrollando la nueva tira pegada. Tenemos que hacer lo mismo con todas las tiras de hojaldre (excepto la última), hasta conseguir una espiral gigante.

Cuando nos quede una única tira de hojaldre, no la enrollamos, sino que la reservamos para utilizarla más adelante.

Primera espiral formada
Primera espiral formada

En este punto ya tenemos formada la primera mitad de nuestra palmera.

A continuación hacemos la misma operación con la otra lámina de hojaldre: desenrollamos la masa, ponemos azúcar por encima y lo pegamos suavemente con la ayuda de un rodillo, cortamos la lámina en tiras, y por último enrollamos éstas formando otra espiral (que será la segunda mitad de nuestra palmera). Recordad que, como en la espiral anterior, tenemos que reservar la última tira de hojaldre para utilizarla más adelante.

Ahora que tenemos formadas las dos espirales de hojaldre, las colocamos sobre una bandeja de horno (forrada con papel de hornear) y terminamos de formar la palmera.

Unimos las dos espirales con las tiras de hojaldre que sobresalen de cada espiral:

Uniendo las espirales
Uniendo las espirales

Seguidamente colocamos, en el interior de la unión de las dos espirales, las dos tiras de hojaldre (una de cada lámina) que habíamos reservado anteriormente. Tendremos cuidado de que estas tiras queden bien pegadas, ya que reforzarán la unión de las dos mitades de la palmera.

Terminando de dar forma a nuestra palmera gigante
Terminando de dar forma a nuestra palmera gigante

Seguidamente con las manos le damos “forma de corazón” a nuestra palmera gigante, y espolvoreamos un poco de azúcar por encima.

Palmera gigante de hojaldre antes de hornear
Palmera gigante de hojaldre antes de hornear

Ahora llevamos la palmera al horno, que lo tendremos precalentado a 200 ºC, con calor arriba y abajo, y dejamos que nuestra palmera se hornee durante 25-30 minutos. Debemos vigilar que el hojaldre no se quede crudo. Para ello, si es necesario, taparemos la palmera con papel de aluminio. De este modo el hojaldre no se quemará y se terminará de cocinar.

Una vez que la palmera de hojaldre esté bien horneada, la sacamos del horno y la dejamos que se enfríe completamente.

Palmera gigante de hojaldre recién horneada
Palmera gigante de hojaldre recién horneada

Cuando la palmera gigante esté fría la decoramos con chocolate. Para ello derretimos los dos chocolates (el blanco y el negro) en el microondas, en intervalos cortos de 15 segundos, y con la ayuda de una cuchara vamos extendiendo el chocolate sobre la palmera.

Cubriendo la palmera de chocolate
Cubriendo la palmera de chocolate

Dejamos que el chocolate se enfríe y endurezca sobre la palmera, y ya la tendremos ¡lista para comer!

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos con asterisco (*) son obligatorios.