Pizza con base de patata

Pizza con base de patata

Hoy vamos a preparar una pizza con base de patata. Se trata de una receta de pizza en la que sustituimos la clásica base, preparada con masa de harina, por una base elaborada con patata.

Esta pizza con base de patata es una receta fácil y rápida de preparar. Tan sólo tenemos que tener unas patatas, para preparar la base, y los ingredientes básicos para elaborar una pizza: queso y tomate. De todas formas, como cualquier receta de pizza, admite cualquier ingrediente que tengamos a mano: beicon, jamón, pollo, atún, aceitunas, etc. Además la base de patata queda muy bien cocinada, tierna en el interior y con un punto crujiente en el exterior.

Por último señalar que se trata de una receta apta para celíacos, ya que es una pizza sin gluten.

VÍDEO-RECETA

INGREDIENTES

Para la base de patata

  • 600-700 gramos de patatas (4-5 patatas medianas)
  • 50 gramos de queso rallado
  • 1 huevo
  • 2 cucharadas soperas de aceite
  • Sal
  • Pimienta

Para montar la pizza

  • 2 lonchas de beicon
  • Mozzarella
  • Tomates cherry
  • Orégano
  • Albahaca
  • Cebolleta
Ingredientes para la pizza con base de patata
Ingredientes para la pizza con base de patata

ELABORACIÓN

Comenzamos esta receta preparando la base de patata para nuestra pizza. Pelamos las patatas y las rallamos, con la ayuda de un rallador. Las ponemos en una fuente con papel absorbente y presionamos para que pierdan el agua que contienen. Una vez secas agregamos el huevo, el queso, la sal, la pimienta y el aceite, y mezclamos bien todo el conjunto.

Preparando la base de patata
Preparando la base de patata

Vertemos la base de patata sobre una bandeja de horno, forrada con papel de hornear, y vamos aplastándola con una cuchara, hasta obtener una base redondeada:

Dando forma a la base de patata
Dando forma a la base de patata

En este punto ya tenemos nuestra base de patata lista para hornear. Con el horno precalentado a 220 ºC, con calor arriba y abajo, horneamos la base de patata durante 25-30 minutos, hasta que las patatas estén cocinadas y la base quede dorada.

Base de patata recién horneada
Base de patata recién horneada

En este momento sacamos la base de patata del horno y comenzamos a montar nuestra pizza. Ponemos un poco de orégano sobre la base de patata, la mozzarella, el beicon y unos tomatitos.

Llevamos la pizza de nuevo al horno, que sigue encendido y a una temperatura de 220 ºC, y la terminamos de cocinar durante 10-15 minutos. Tan sólo queremos que el beicon se cocine y el queso se derrita.

Tras el tiempo de horneado sacamos nuestra pizza del horno, la ponemos unas hojas de albahaca y cebolleta fresca, y la llevamos de inmediato a la mesa para comerla recién hecha.

Pizza con base de patata
Pizza con base de patata

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos con asterisco (*) son obligatorios.