Receta de PATATAS A LA IMPORTANCIA

Receta de PATATAS A LA IMPORTANCIA

Hoy os traigo una receta tradicional de la cocina española conocida como Patatas a la Importancia. Se trata de un guiso de patatas muy sabroso, fácil de preparar y económico.

Las patatas a la importancia se elaboran en dos pasos: primero se fríen, previamente rebozadas en harina y huevo, y después se cocinan en su salsa. Esta salsa se elabora con un sofrito de cebolla, ajo, perejil, azafrán y vino blanco. El resultado es un guiso muy rico, ya que las patatas quedan muy tiernas e impregnadas de todo el sabor de la salsa en la que se han cocinado.

Estas patatas guisadas se comen como plato único, acompañadas por ejemplo de una ensalada. Aunque también se pueden servir como guarnición, para acompañar un plato de carne o de pescado.

Ingredientes de la receta

  • Patatas (4 medianas)
  • Harina
  • Huevos (2 medianos)
  • Sal
  • Aceite de oliva
  • Una cebolla
  • Dos dientes de ajo
  • Un puñadito de perejil fresco
  • Unas hebras de azafrán
  • Un vaso de vino blanco
  • Agua

(*) Si lo necesitas, puedes consultar las tablas de medidas y equivalencias en cocina y repostería.

Elaboración de la receta

Comenzamos pelando, lavando y cortando en rodajas gruesas, de 1 centímetro de ancho aproximadamente, las patatas. Salamos las rodajas de patata y las rebozamos, pasando cada rodaja primero por harina y después por huevo batido.

Rebozando las patatas en harina y huevo
Rebozando las patatas en harina y huevo

Seguidamente y según pasemos cada rodaja de patata por huevo, las vamos poniendo en una sartén al fuego con abundante aceite caliente. Dejamos que las patatas rebozadas se vayan dorando y friendo, a fuego medio, por ambos lados. Según vayan estando doradas, vamos sacando las patatas de la sartén y las colocamos en una olla amplia. Continuamos friendo por tandas las patatas rebozadas.

Friendo las patatas rebozadas
Friendo las patatas rebozadas

Una vez que hayamos frito todas las patatas, continuamos preparando el sofrito. Para ello cortamos en pequeños trozos una cebolla y la rehogamos en una sartén, con un chorrito de aceite y un poco de sal.

Mientras que la cebolla se cocina, preparamos un majado. Para ello pelamos los ajos, retiramos el tallo central y los ponemos en un mortero junto con las hojas de perejil y el azafrán. Machacamos bien hasta conseguir el majado.

Majado de ajo, perejil y azafrán
Majado de ajo, perejil y azafrán

Ahora que la cebolla está blanda y comienza a dorarse, añadimos a la sartén el majado que acabamos de preparar y lo cocinamos todo junto un par de minutos. Seguidamente vertemos el vino blanco y dejamos que hierva durante dos minutos para que evapore el alcohol.

En este punto ponemos al fuego la olla en la que tenemos las patatas reservadas, vertemos encima el sofrito que acabamos de preparar y cubrimos las patatas con agua.

Vertiendo el sofrito sobre las patatas
Vertiendo el sofrito sobre las patatas

Tapamos la olla y dejamos que las patatas se cocinen durante unos 30 minutos a fuego bajo. Es importante cocinar las patatas a fuego bajo y en una olla ancha, para que las patatas no se rompan y no se separe el rebozado.

Durante el cocinado vigilaremos nuestras patatas, para que no se queden sin caldo ni se peguen al fondo de la olla.

Pasados 30 minutos ya tenemos nuestras “patatas a la importancia” bien cocinadas. Para comprobarlo pincharemos algunas patatas con un palillo.

Patatas a la importancia ya cocinadas
Patatas a la importancia ya cocinadas

Retiramos la olla del fuego y las servimos de inmediato bien calientes, con un poco más de perejil fresco y acompañadas de un buen trozo de pan.

Patatas a la Importancia
Patatas a la Importancia

A continuación os dejo el vídeo con el paso a paso de esta receta.

Vídeo-receta

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos con asterisco (*) son obligatorios.