Tarta de yogur de limón (sin horno)

Tarta de yogur de limón (sin horno)

Hoy comparto con vosotros una nueva tarta que es perfecta para disfrutar en verano. Se trata de una tarta de yogur de limón, sin horno, muy rica y fácil de preparar.

Esta tarta de yogur de limón queda con un sabor muy suave a limón; así que para intensificar su sabor la recubriremos con una cobertura de gelatina de yogur y zumo de limón, y para la base utilizaremos una mezcla de galleta con ralladura de limón.

Por otro lado, en el conjunto de esta tarta nos encontramos con diferentes texturas: la capa solida de gelatina de la cobertura, la textura suave (tipo mousse) que encontramos en la mezcla de yogur, y por último el toque crujiente de la base de galleta.

Ingredientes de la receta

Para la tarta:

  • 5 yogures de limón (625 g en total)
  • Nata para montar (o crema para batir) con un 35% de materia grasa
  • Leche condensada (3 cucharadas soperas)
  • 6 hojas de gelatina (10 g)
  • Colorante amarillo

Para la cobertura:

  • 2 yogures de limón (250 g)
  • 3 hojas de gelatina (5 g)
  • Zumo de limón (una cucharada)
  • Colorante amarillo

Para la base de galleta:

  • Galletas tipo Digestive (200 g)
  • Mantequilla (100 g)
  • La ralladura de un limón

(*) Si lo necesitas, puedes consultar las tablas de medidas y equivalencias en cocina y repostería.

Elaboración de la receta

Comenzamos preparando la base de la tarta. Para ello machacamos las galletas, hasta conseguir una especie de “arena de galleta”. Seguidamente mezclamos esta “arena de galleta” con la mantequilla derretida y la ralladura de limón. Cuando tengamos una mezcla húmeda, la ponemos dentro de un molde de 23 centímetros de diámetro y aplastamos bien para formar una base compacta. En este punto reservamos el molde en el congelador mientras continuamos con la receta.

Ahora hidratamos las hojas de gelatina en abundante agua fría, durante unos 5 minutos. Mientras tanto ponemos un yogur dentro de un cuenco y lo calentamos unos segundos en el microondas. En este punto, que las hojas de gelatina ya están hidratadas, las rescatamos del agua, las escurrimos bien y las añadimos al yogur caliente. Mezclamos para que las hojas de gelatina se deshagan y queden integradas en el yogur.

Integrando las hojas de gelatina en el yogur
Integrando las hojas de gelatina en el yogur

Hecho esto vertemos este yogur con gelatina dentro de un bol grande y añadimos los cuatro yogures restantes. Mezclamos bien, hasta conseguir una mezcla sin grumos. Seguidamente añadimos unas gotas de colorante amarillo dentro de la mezcla de yogur, para darle un ligero color limón a nuestra tarta.

Reservamos un momento esta mezcla de yogur y comenzamos a montar la nata. Para ello ponemos la nata bien fría dentro de un bol, y con la ayuda de unas varillas eléctricas comenzamos a montarla, hasta que se formen surcos.

Montando la nata
Montando la nata

Ahora añadimos la nata recién montada en el bol en el que tenemos el yogur. La añadimos y la integramos poco a poco, hasta que nos quede una mezcla lisa y sin grumos. Hecho esto añadimos la leche condensada y la integramos suavemente en la mezcla.

Integrando la nata montada en el yogur
Integrando la nata montada en el yogur

Por último vertemos esta mezcla de yogur dentro del molde, sobre la base de galleta. Alisamos la superficie y reservamos nuestra tarta en la nevera un mínimo de 30 minutos. Esto último lo hacemos para que la tarta se solidifique y así poder poner luego la cobertura.

Vertiendo la mezcla de yogur en el molde
Vertiendo la mezcla de yogur en el molde

A continuación comenzamos a preparar la cobertura de la tarta. Para ello hidratamos en abundante agua fría tres hojas de gelatina. Mientras la gelatina se hidrata, ponemos el contenido de dos yogures dentro de un cuenco y los calentamos en el microondas.

En este momento, que las hojas de gelatina ya están hidratadas, las rescatamos del agua, las escurrimos y las añadimos al cuenco en el que tenemos el yogur caliente. Mezclamos bien para que la gelatina se deshaga y quede integrada en el yogur. Hecho esto añadimos el zumo de limón y el colorante, y mezclamos bien hasta conseguir una mezcla amarilla. La dejamos reposar unos minutos para que pierda temperatura.

Pasados unos minutos sacamos la tarta de la nevera y vertemos la cobertura de yogur y gelatina sobre la superficie de la tarta, que ya estará sólida.

Vertiendo la cobertura de yogur en la superficie de la tarta
Vertiendo la cobertura de yogur en la superficie de la tarta

Por último reservamos nuestra tarta de yogur de limón en la nevera de un día para otro.

Tras las horas de reposo desmoldamos la tarta y la servimos bien fría.

Tarta de yogur de limón
Tarta de yogur de limón

A continuación os dejo el vídeo con el paso a paso de esta receta.

Vídeo-receta

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos con asterisco (*) son obligatorios.