Canelones de atún con tomate (y bechamel)

Canelones de atún con tomate (y bechamel)

Hoy os traigo una receta de canelones, fácil y económica, que solía comer cuando era pequeña. Se trata de unos canelones rellenos de atún con tomate, cubiertos de una rica y cremosa salsa bechamel casera.

Estos canelones de atún quedan muy jugosos, gracias al relleno de atún con tomate y a la generosa capa de bechamel que les pondremos por encima. Una mezcla de sabores muy suave y agradable, que suele gustar tanto a mayores como a pequeños.

Para hacer estos canelones más sabrosos, los gratinaremos con una buena cantidad de queso manchego rallado por encima. El queso quedará fundido por toda la superficie, formando una fina capa, crujiente y gratinada, llena de sabor.

Los canelones son un tipo de pasta que se puede preparar de muchas formas y con infinidad de rellenos. Anteriormente hemos publicado otras recetas de canelones que tenéis disponibles aquí en el blog y también en el canal de YouTube.

Ingredientes de la receta

Para los canelones rellenos:

  • Canelones (20 placas)
  • Atún (3 latas de 80 g = 240 g)
  • Tomate frito (200 g)
  • Sal

Para la salsa bechamel casera:

  • Leche (1 litro)
  • Harina (4 cucharadas soperas)
  • Mantequilla (2 cucharadas soperas)
  • Aceite de oliva (2 cucharadas soperas)
  • Sal
  • Nuez moscada

Para gratinar los canelones:

  • Queso manchego curado
  • Mantequilla

(*) Si lo necesitas, puedes consultar las tablas de medidas y equivalencias en cocina y repostería.

Elaboración de la receta

Comenzamos preparando la salsa bechamel. Para ello en una olla al fuego ponemos la mantequilla y el aceite, y cuando ambos estén calientes añadimos la harina. Cocinamos la harina durante 2-3 minutos, sin parar de remover, e incorporamos la leche. Añadimos sal y nuez moscada al gusto, y continuamos removiendo y cocinando nuestra bechamel a fuego medio-bajo. Cuando la bechamel comience a hervir, la cocinamos unos minutos más, hasta que veamos que está ligeramente espesa y cremosa. Apartamos la olla del fuego y reservamos la bechamel.

Preparando la salsa bechamel (o besamel)
Preparando la salsa bechamel (o besamel)

Para esta receta no queremos que nos quede una bechamel demasiado espesa, queremos una bechamel ligera que cubra bien los canelones. Si queréis ver con más detalle cómo elaborar salsa besamel o bechamel casera, a continuación os dejo el enlace a la receta: Cómo hacer salsa bechamel (o besamel).

Ahora ponemos a cocer los canelones. Para ello ponemos a calentar, en una olla, abundante agua con un par de puñaditos de sal. En el momento en el que el agua comience a hervir, añadimos las placas de los canelones. Dejamos que se cocinen durante unos 12 minutos, o el tiempo que indique el fabricante de la pasta.

Pasado el tiempo de cocción y tras comprobar que los canelones están bien cocidos, al dente y no pasados, apartamos la olla del fuego. Con cuidado tiramos el agua caliente que hay en la olla, sin sacar los canelones de esta, y vertemos dentro agua fría, repitiendo este proceso varias veces, para así cortar la cocción de los canelones.

Seguidamente sacamos los canelones de la olla y los vamos colocando sobre un paño limpio para que se sequen.

Canelones cocidos
Canelones cocidos

Hecho esto preparamos el relleno de atún. Para ello en un cuenco ponemos el atún, previamente bien escurrido del aceite, y el tomate frito. Mezclamos bien, hasta conseguir un relleno jugoso.

Ahora comenzamos a rellenar los canelones. Con una cucharilla distribuimos la misma cantidad de relleno sobre todos los canelones.

Rellenando los canelones
Rellenando los canelones

Y una vez rellenos los enrollamos, dejando dentro del canelón el relleno de atún, tal y como se ve en la siguiente imagen:

Enrollando los canelones
Enrollando los canelones

Por último colocamos los canelones dentro de un recipiente apto para el horno, al que previamente habremos untado un poco de mantequilla, tanto por la base como por las paredes, para que los canelones no se peguen. Vertemos por encima de los canelones la bechamel que teníamos reservada.

Cubriendo los canelones con la salsa bechamel
Cubriendo los canelones con la salsa bechamel

Añadimos queso rallado sobre la bechamel, repartimos por encima unos trocitos de mantequilla y llevamos la bandeja al horno. El horno lo tendremos encendido y ya caliente a una temperatura de 250 ºC, con calor arriba y abajo. Colocamos la bandeja de los canelones en la parte superior del horno, cerramos la puerta y ponemos el horno en función gratinar. Dejamos nuestros canelones dentro del horno durante unos 10-12 minutos, hasta que estén calientes y bien gratinados.

Canelones antes de llevar al horno
Canelones antes de llevar al horno

Pasados 10 minutos ya tenemos nuestros canelones bien gratinados. Los sacamos del horno y dejamos que se atemperen antes de servirlos.

Canelones gratinados
Canelones gratinados

Y así de apetecibles quedan estos ricos y sencillos canelones rellenos de atún una vez servidos.

Canelones de atún con tomate
Canelones de atún con tomate

A continuación os dejo el vídeo con el paso a paso de esta receta.

Vídeo-receta

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos con asterisco (*) son obligatorios.