Cómo hacer Salsa Bechamel (o Besamel)

Cómo hacer Salsa Bechamel (o Besamel)

La salsa bechamel (besamel o salsa blanca) es una salsa muy popular, a base de harina, mantequilla y leche. Principalmente se utiliza en cocina como salsa, aunque también la podemos encontrar como base para otras elaboraciones, como por ejemplo una masa de croquetas.

Hoy vemos cómo hacer salsa bechamel casera que, como veréis, es una salsa muy fácil de preparar, a pesar de que muchos la temen. Os aseguro que, si seguís bien los pasos que os voy a indicar, no os dará ningún miedo preparar esta deliciosa salsa.

En primer lugar debemos utilizar la misma proporción de grasa, ya sea aceite o mantequilla, que de harina. De este modo nos quedará una roux (mezcla de grasa y harina) perfecta, y por consiguiente una salsa bechamel lisa y sin grumos. En mi caso me gusta utilizar como grasa una mezcla de mantequilla y aceite, pero podéis poner sólo mantequilla o sólo aceite.

Un punto importante, a la hora de preparar nuestra bechamel, es saber en qué punto de espesor queremos dejarla, más o menos espesa. Para preparar una bechamel con un espesor normal o medio, que es la que yo voy a preparar en la receta, utilizaremos medio litro de leche, 2 cucharadas soperas de harina y 2 cucharadas soperas de grasa. Con estas cantidades tendríamos suficiente salsa para napar una bandeja de unos 10 canelones. Si quisiéramos hacer más cantidad de salsa, aumentaríamos las proporciones gradualmente: para 700 mililitros de leche pondríamos tres cucharadas de harina y de grasa, para 1 litro de leche pondríamos 4 cucharadas de harina y de grasa, etc. Como referencia, con 1 litro de leche tendríamos para salsear una bandeja con 20 canelones.

Por otra parte, si necesitamos o simplemente nos gusta preparar la bechamel más o menos espesa, tan sólo tenemos que variar las cantidades de leche. Si queremos una bechamel más líquida, pondremos más leche, y si la queremos más espesa, pondremos menos leche. Por ejemplo, para una bechamel más ligera pondríamos 600 ml de leche para 2 cucharadas de harina y grasa. En cambio, si queremos una bechamel más densa, utilizaríamos 250 ml de leche para las mismas 2 cucharas de harina y grasa.

Anteriormente ya publiqué aquí algunas recetas que utilizaban bechamel en su elaboración:

Ingredientes de la receta

  • 500 mililitros de leche
  • 2 cucharadas soperas de harina
  • Una cucharada sopera de mantequilla
  • Una cucharada sopera de aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta
  • Nuez moscada

Elaboración de la receta

En un cazo al fuego ponemos la mantequilla y el aceite de oliva. Cuando ambos estén calientes añadimos la harina y, sin parar de remover con unas varillas, cocinamos la harina unos 3 minutos. Pasado este tiempo bajamos la temperatura del fuego, hasta dejarla en un “fuego medio”, y agregamos un poco de leche, sin dejar de mover la mezcla para evitar que se creen grumos.

Añadiendo la leche a la mezcla de aceite, mantequilla y harina
Añadiendo la leche a la mezcla de aceite, mantequilla y harina

Pasados un par de minutos veremos que la mezcla ha espesado, es el momento de agregar un poco más de leche. A mí me gusta agregar la leche en unas tres veces, para así controlar mejor el espesor que quiero conseguir en la bechamel.

Continuamos mezclando y moviendo para que la bechamel no se pegue al fondo del cazo. Vertemos el resto de leche que nos queda, ponemos una pizca de sal, un poco de pimienta y rallamos nuez moscada al gusto. Poco a poco la salsa bechamel cogerá temperatura y espesará. Cuando comience a hervir, apareciendo burbujas en su superficie, la seguiremos cocinando por 5 minutos más.

Bechamel hirviendo
Bechamel hirviendo

Pasados los 5 minutos, comprobamos que la salsa bechamel está en su punto de sal, de pimienta y de nuez moscada, y tiene la textura deseada. Si es así, la apartamos del fuego y ya la tenemos lista. Si quisiéramos una bechamel algo más líquida, bastaría con añadir un chorrito de leche y seguir cocinándola un par de minutos más. Si por el contrario la quisiéramos más espesa, no añadiríamos nada y la seguiríamos cocinando unos minutos más para reducirla.

Salsa bechamel terminada
Salsa bechamel terminada

Vídeo-receta

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos con asterisco (*) son obligatorios.