Flan de queso

Flan de queso

Hoy os traigo un postre que me ha encantado. Se trata de un flan de queso casero muy fácil de preparar, barato y que gustará a todos, ya que tiene una textura muy cremosa y un sabor muy suave a queso.

Este flan casero de queso se prepara del mismo modo que el flan de huevo tradicional: con su capa de caramelo casero y al baño maría. Pero lo que lo diferencia del flan de huevo es el toque del queso crema, ya que hace que sea un flan mucho más suave, cremoso y sabroso.

Flan de queso
Flan de queso

INGREDIENTES
(para 6 personas)

  • 4 huevos
  • 500ml de leche
  • 200g de queso crema
  • 120g de azúcar

Para el caramelo:

  • 200g de azúcar
  • 1 cucharada sopera de agua
Ingredientes para el flan de queso
Ingredientes para el flan de queso

ELABORACIÓN

Para comenzar a hacer el flan ponemos los huevos, la leche, el queso y el azúcar en el vaso de la batidora, y batimos bien hasta conseguir una crema homogénea y sin grumos.

Una vez bien batida, reservamos la crema del flan y nos ponemos a hacer el caramelo: para ello ponemos el azúcar y el agua en un cazo o sartén, y dejamos que se vaya fundiendo el azúcar a fuego medio. Una vez que comience a tomar color tostado el azúcar y se haya diluido por completo, apagamos y retiramos el caramelo del fuego. No hay que dejar que el caramelo se tueste mucho, ya que se quemaría y acabaría tomando un sabor amargo.

Caramelo casero terminado
Caramelo casero terminado

Una vez tengamos el caramelo terminado lo ponemos sobre una flanera y, acto seguido, añadimos la crema de flan, que habíamos preparado y reservado anteriormente.

Flan antes de hornear
Flan antes de hornear

Ponemos la flanera dentro de un recipiente con agua, para hornear el flan al baño maría, y la llevamos al horno, precalentado a 180 ºC, durante 45-50 minutos. A mi me tardó algo más de una hora en estar listo, pero si lo hacéis en flaneras individuales, los flanes estarán cuajados en la mitad de tiempo.

Y ya tenemos listo nuestro rico flan de queso, aunque aún no ha llegado el momento de comerlo: primero dejaremos que se enfríe a temperatura ambiente, y después lo meteremos a la nevera durante unas horas (o hasta el día siguiente para comerlo bien fresquito).

Flan recién horneado
Flan recién horneado

Cuando nuestro flan se haya enfriado bien lo sacamos de la nevera y lo desmoldamos, con mucho cuidado, dejando que caiga con suavidad sobre la fuente en la que lo vayamos a servir.

Flan de queso recién desmoldado
Flan de queso recién desmoldado

Y ya ha llegado el momento de coger una cuchara y probar este rico flan de queso casero con caramelo.

Por cierto, si sois muy “flaneros”, hace un tiempo publiqué una receta de flan de dulce de leche, muy goloso y rico también.

Espero que os haya gustado este postre y lo disfrutéis tanto como yo.

VÍDEO

Comentarios

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos con asterisco (*) son obligatorios.