Polos cremosos de limón y leche condensada

Polos cremosos de limón y leche condensada

Hoy vemos cómo hacer polos cremosos de limón y leche condensada. Una receta de helado cremoso al que pondremos un palo para comerlo con la mano, en formato de polo o paleta.

Esta receta de polos cremosos de limón y leche condensada es todo un acierto. Es un postre refrescante, con el delicioso sabor de la leche condensada y el toque ácido del limón. Son unos polos muy cremosos y sin cristales de hielo, gracias a la grasa de la leche y a la leche condensada.

Para elaborar estos polos voy a utilizar unos vasos de plástico y unos palos de madera, un molde muy práctico y fácil de conseguir. Si vosotros lo preferís, podéis preparar esta receta utilizando moldes especiales que venden para hacer polos.

Ingredientes de la receta

  • 80 mililitros de zumo de limón (aproximadamente el zumo de dos limones medianos)
  • 300 gramos de leche condensada
  • 400 mililitros de leche entera

Elaboración de la receta

En un bol ponemos la leche entera y la leche condensada, mezclamos bien y añadimos el zumo de limón. Continuamos mezclando hasta obtener una crema ligeramente espesa y bien unificada.

Preparando la crema para los polos
Preparando la crema para los polos

Vertemos la crema resultante en un jarra y la distribuimos en los vasos de plástico. Con estas cantidades nos saldrán 6 polos de limón.

Distribuyendo la crema de limón en los vasos
Distribuyendo la crema de limón en los vasos

Seguidamente llevamos los vasos al congelador durante 30 minutos, tiempo suficiente para que la mezcla quede semicongelada. Pasada esta media hora, sacamos los vasos del congelador y colocamos dentro los palos de madera.

Colocando los palos dentro de la mezcla semicongelada
Colocando los palos dentro de la mezcla semicongelada

Tapamos los vasos con papel de aluminio y los llevamos de nuevo al congelador. Esta vez los tendremos dentro un mínimo de 4 horas.

Pasado este tiempo ya tendremos nuestros polos de limón listos para comer. Para sacar con facilidad nuestros polos de los vasos (o moldes para polos) debemos sumergir, durante unos segundos, los vasos dentro de un recipiente con agua bien caliente; y después tan solo tendremos que tirar del palo.

Polos de limón y leche condensada
Polos de limón y leche condensada

A continuación puedes ver el vídeo con el paso a paso de esta receta.

Vídeo-receta

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos con asterisco (*) son obligatorios.