Tarta de Bombones RAFFAELLO (muy fácil y sin horno)

Tarta de Bombones RAFFAELLO (muy fácil y sin horno)

Hace tiempo que probé los bombones Raffaello por primera vez y me encantaron. Así que hoy vamos a preparar una tarta que tiene todo el sabor de estos bombones. Además se trata de una tarta sin horno, muy fácil de preparar y que no necesita reposo.

Si nunca habéis probado los bombones Raffaello, os diré que son unas bolitas cubiertas de coco, con una fina capa de chocolate blanco, un barquillo crujiente y un interior cremoso con una almendra entera.

Para elaborar esta tarta de bombones Raffaello vamos a utilizar unas obleas crujientes de barquillo, también conocidas como “pan de ángel“, que podemos encontrar en cualquier supermercado. Iremos colocando capas de obleas, unas encima de otras, y rellenándolas entre medias con leche condensada, coco rallado y almendra molida. Finalmente cubriremos la tarta con chocolate blanco, que le aportará cremosidad y sabor, y espolvorearemos coco rallado, que le dará un sabor más intenso a coco. De este modo obtendremos una tarta con un sabor y textura muy similar, o que recuerda mucho, a los bombones Raffaello.

Y un último apunte: os recomiendo que cortéis esta tarta en pequeñas porciones, para comer de un bocado, ya que al tener tantas capas resulta un poco incómodo utilizar cuchara o tenedor.

Ingredientes de la receta

  • Obleas de barquillo (20)
  • Leche condensada (400 g)
  • Almendra molida (60 g)
  • Coco rallado (150 g)
  • Chocolate blanco (200 g)
  • Mantequilla (15 g)
  • Bombones Raffaello

(*) Si lo necesitas, puedes consultar las tablas de medidas y equivalencias en cocina y repostería.

Elaboración de la receta

Colocamos una primera oblea en un plato, untamos encima una fina capa de leche condensada y espolvoreamos almendra molida.

Espolvoreando almendra molida en la primera oblea
Espolvoreando almendra molida en la primera oblea

Sobre la almendra añadimos unos hilos de leche condensada y tapamos con una segunda oblea. Untamos esta oblea con leche condensada y espolvoreamos coco rallado.

Untando leche condensada en la segunda oblea
Untando leche condensada en la segunda oblea

Sobre el coco añadimos unos hilos de leche condensada y tapamos con una tercera oblea.

Continuamos montando nuestra tarta del mismo modo: colocando obleas, untando leche condensada, espolvoreando alternativamente coco rallado y almendra molida, y añadiendo unos hilos de leche condensada para que las obleas se queden pegadas entre sí. Podemos poner tantas obleas como queramos; en mi caso he montado la tarta con veinte obleas.

Justo antes de poner la última oblea, la número veinte, espolvoreamos almendra molida, coco rallado y añadimos unos hilos generosos de leche condensada. Tapamos con la última oblea y ya tenemos nuestra tarta montada.

Colocando la última oblea sobre la tarta
Colocando la última oblea sobre la tarta

En este punto derretimos el chocolate blanco junto con la mantequilla. Este paso lo podemos hacer al baño María o bien en el microondas, en intervalos cortos de pocos segundos, para que el chocolate no se queme.

Dejamos que el chocolate se atempere unos minutos y, seguidamente, cubrimos con él tanto la superficie como los laterales de nuestra tarta.

Cubriendo la tarta con chocolate blanco
Cubriendo la tarta con chocolate blanco

Hecho esto, cubrimos toda la tarta con coco rallado y decoramos la superficie con unos bombones Raffaello.

Tarta de bombones Raffaello terminada
Tarta de bombones Raffaello terminada

Ahora que ya tenemos nuestra tarta de bombones Raffaello terminada, la servimos de inmediato. Y al cortarla… ¡mirad cómo se ven todas las capas!

Tarta de bombones Raffaello
Tarta de bombones Raffaello

A continuación podéis ver el vídeo de esta receta.

Vídeo-receta

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos con asterisco (*) son obligatorios.