Tarta de Galletas y Fresa (fácil y sin horno)

Tarta de Galletas y Fresa (fácil y sin horno)

Hoy vemos cómo hacer una tarta de galletas con sabor a fresa. Se trata de una receta de tarta de galletas sin horno, con una crema de queso y fresa muy sabrosa y fácil de preparar.

Esta tarta de galletas y fresa queda realmente rica. La galleta queda tierna y húmeda, bien empapada de la crema de queso y fresa. Una crema con un rico sabor, en la que predomina el sabor del queso, mezclado con un sutil sabor a fresa y el dulzor de la leche condensada.

A esta tarta de galletas le vamos a dar forma de flor, un montaje fácil con un resultado muy original.

Ingredientes de la receta

(Para 7 raciones)

Para la tarta de galletas:

  • 400 gramos de queso crema
  • 200 gramos de leche condensada
  • 150 gramos de fresas
  • 42 galletas tipo María
  • 100 mililitros de leche (para remojar las galletas)

Para decorar la tarta:

  • Chocolate blanco con fresas
  • Fresas
  • Hierbabuena

Elaboración de la receta

Comenzamos triturando las fresas hasta hacer un puré. Colamos el puré de fresas resultante, para eliminar las semillas de las fresas y que nos quede un puré más limpio.

Ahora en un bol ponemos el queso crema bien frío, la leche condensada y el puré de fresas, y mezclamos bien, hasta que todo quede bien integrado en una crema homogénea.

Preparando la crema de queso y fresa
Preparando la crema de queso y fresa

En este punto comenzamos a montar la tarta de galletas. En un plato ponemos un par de cucharadas de nuestra crema de queso y fresa y, sobre esta, vamos colocando las galletas previamente remojadas en leche: comenzamos poniendo una galleta en el centro y otras seis alrededor, formando una flor.

Montando la tarta de galletas con forma de flor
Montando la tarta de galletas con forma de flor

Continuamos poniendo una capa de crema y otra capa de galletas, y así alternativamente hasta terminar de montar nuestra tarta con seis capas de galletas.

Montando la tarta de galletas
Montando la tarta de galletas

Una vez terminemos de montar nuestra tarta, cubrimos bien los bordes y la superficie con crema y la reservamos en la nevera durante 1 hora. Tras el reposo, vertemos en la superficie de la tarta el resto de crema que nos queda y reservamos nuevamente la tarta en la nevera de un día para otro.

Cubriendo la tarta con el resto de la crema de queso y fresas
Cubriendo la tarta con el resto de la crema de queso y fresas

Cuando la tarta haya reposado y la vayamos a servir, la decoramos a nuestro gusto. En mi caso, he cubierto la superficie de la tarta rallando un poco de chocolate blanco con fresas, he colocado unas fresas enteras y una hoja de hierbabuena.

Tarta de galletas y fresa
Tarta de galletas y fresa

A continuación os dejo el vídeo con el paso a paso de esta tarta de galletas.

Vídeo-receta

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos con asterisco (*) son obligatorios.