TARTA DE QUESO Y ZANAHORIA (cheesecake de zanahoria)

TARTA DE QUESO Y ZANAHORIA (cheesecake de zanahoria)

Hoy os traigo una nueva receta de tarta de queso, muy rica y sorprendente. Se trata de una tarta de queso y zanahoria, o cheesecake de zanahoria, que unifica los sabores y texturas de dos tartas que me gustan mucho: la tarta de queso y la tarta de zanahoria.

Esta tarta de queso y zanahoria es muy fácil de preparar. Por un lado elaboraremos una masa de bizcocho de zanahoria, y por otro lado haremos una masa de tarta de queso. Una vez elaboradas ambas masas las distribuiremos en un molde, de tal modo que el bizcocho de zanahoria quede en la base y la tarta de queso encima, en capas diferenciadas.

Al comer esta tarta nos encontramos una capa cremosa y suave con sabor a queso, y una capa jugosa, húmeda y tierna con un rico sabor a especias. La combinación de las dos texturas y de los diferentes sabores hacen que sea una tarta realmente deliciosa. Además, en la superficie de la tarta vamos a poner un frosting de queso, que no solo sirve para decorar, también aporta un toque muy interesante al conjunto de la tarta.

Por último deciros que esta tarta de queso y zanahoria no resulta nada pesada a la hora de comerla, no es empalagosa ni excesivamente dulce, está bastante equilibrada.

Ingredientes de la receta

Para la capa de queso:

  • Queso crema (230 g)
  • Azúcar (130 g)
  • Harina (15 g)
  • Yogur griego natural (125 g)
  • Huevos (2 medianos)
  • Esencia de vainilla (1 cucharadita)

Para el bizcocho de zanahoria:

  • Harina (160 g)
  • Levadura química o polvo para hornear (1 cucharadita)
  • Bicarbonato (1 cucharadita)
  • Canela (1 cucharadita)
  • Nuez moscada (una pizca)
  • Azúcar moreno (130 g)
  • Azúcar blanco (60 g)
  • Huevos (2 medianos)
  • Aceite de girasol (125 ml)
  • Zanahoria (3 medianas)
  • Esencia de vainilla

Para el frosting de queso:

  • Queso crema (120 g)
  • Azúcar glas (80 g)

(*) Si lo necesitas, puedes consultar las tablas de medidas y equivalencias en cocina y repostería.

Elaboración de la receta

Comenzamos preparando la capa de queso. En un bol mezclamos el queso crema junto con el azúcar. Seguidamente añadimos la harina y la incorporamos hasta conseguir una mezcla sin grumos. Hecho esto añadimos e integramos los huevos, de uno en uno. Junto con el último huevo añadimos la esencia de vainilla. Por último integramos en la mezcla el yogur, y reservamos esta mezcla de queso que ya está terminada.

Mezcla de queso terminada
Mezcla de queso terminada

A continuación preparamos la capa de zanahoria. En un cuenco mezclamos la harina, la levadura química (o polvo para hornear), el bicarbonato, la canela y la nuez moscada. Reservamos esta mezcla de ingredientes secos. Seguidamente en un bol batimos los dos tipos de azúcar junto con los huevos, hasta conseguir una mezcla espumosa. Incorporamos el aceite y la esencia de vainilla, y añadimos, en dos veces, la mezcla de ingredientes secos que hemos preparado anteriormente. Mezclamos bien, hasta conseguir una masa densa, unificada y sin grumos. En este punto incorporamos las zanahorias ralladas, y con esto ya tenemos la masa de bizcocho terminada.

Masa de bizcocho terminada
Masa de bizcocho terminada

Ahora montamos la tarta en un molde redondo de 20 centímetros de diámetro, forrado con papel de horno. En la base del molde distribuimos unas cucharadas de masa de bizcocho.

Distribuyendo masa de bizcocho en la base del molde
Distribuyendo masa de bizcocho en la base del molde

Sobre la masa distribuimos unas cucharadas de la mezcla de queso y, sobre esta, añadimos el resto de masa de bizcocho.

Añadiendo el resto de la masa de bizcocho
Añadiendo el resto de la masa de bizcocho

Por último, sobre la masa de bizcocho, vertemos el resto de la mezcla de queso.

Vertiendo el resto de la mezcla de queso sobre la masa de bizcocho
Vertiendo el resto de la mezcla de queso sobre la masa de bizcocho

En este punto llevamos nuestra tarta al horno, que lo tendremos precalentado a 180 ºC, con calor arriba y abajo, durante 60-70 minutos.

Tras el tiempo de horneado sacamos nuestra tarta de queso y zanahoria del horno, y dejamos que se enfríe completamente dentro del molde. Una vez fría la reservamos en la nevera de un día para otro.

Tarta de queso y zanahoria recién horneada
Tarta de queso y zanahoria recién horneada

Pasadas las horas de reposo preparamos el frosting de queso: en un bol mezclamos bien el queso crema y el azúcar, hasta conseguir una crema sin grumos.

Hecho esto sacamos la tarta de la nevera, la desmoldamos y la colocamos en un plato. Por último cubrimos la superficie de nuestra tarta con el frosting de queso y decoramos con unas nueces troceadas. Mirad qué pinta tiene el interior:

Cheesecake de zanahoria
Cheesecake de zanahoria

A continuación podéis ver el vídeo en el que se muestra el paso a paso de esta receta.

Vídeo-receta

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos con asterisco (*) son obligatorios.