Carrilleras en salsa de vino tinto

Carrilleras en salsa de vino tinto

El año pasado probé las carrilleras por primera vez, las hice con verduritas y vino tinto. En casa nos gustaron mucho, ya que quedó una carne melosa, tierna y jugosa. Este año las he vuelto a preparar y han quedado aún más ricas que la primera vez, con una salsa densa y llena de sabor.

Esta receta de carrilleras en salsa de vino tinto es muy fácil de preparar. Tan solo tenemos que disponer de tiempo para hacerlas, ya que es un guiso de carne que se prepara a fuego lento. Pero la espera merecerá la pena, porque vamos a disfrutar de una carne guisada con un sabor espectacular y que se deshace en la boca.

Como guarnición he preparado unas patatitas cocidas que, justo antes de servirlas, he pasado por la sartén para dorarlas ligeramente. También serían buenos acompañamientos un puré de patatas casero o un arroz blanco.

Ingredientes de la receta

(Cantidades para 4-8 personas)

  • Carrilleras de cerdo (8 unidades)
  • Vino tinto (500 ml)
  • Agua (250 ml)
  • Puerro (1)
  • Cebolla (1)
  • Zanahoria (1)
  • Ajos (6 dientes)
  • Laurel (2 hojitas)
  • Romero (1 ramita)
  • Sal
  • Pimienta
  • Aceite de oliva
  • Mantequilla

Elaboración de la receta

Comenzamos preparando las verduras. Lavamos y cortamos en rodajas un puerro, pelamos y cortamos en rodajas una zanahoria, y troceamos una cebolla previamente pelada.

Seguidamente lavamos, secamos y limpiamos de restos de grasa las carrilleras. Para esta receta he comprado 8 carrilleras de cerdo ibérico que han pesado en total 1 kg. Las salpimentamos y las doramos en una olla con un poco de aceite.

Una vez que las carrilleras estén doradas por ambos lados, las sacamos de la olla. Sin apartar la olla del fuego, ponemos un poco más de aceite y añadimos las verduras que preparamos al comienzo de la receta. Rehogamos unos minutos las verduras junto con 6 dientes de ajo, un poco de sal y pimienta. Hecho esto, acomodamos las carrilleras encima de las verduras. Ponemos una ramita de romero, un par de hojitas de laurel y 500 mililitros de vino tinto. Cocinamos a fuego fuerte durante unos minutos para que el vino evapore el alcohol.

Añadiendo el vino tinto a las carrilleras
Añadiendo el vino tinto a las carrilleras

Tras unos minutos cubrimos las carrilleras con 250 mililitros de agua, tapamos la olla y dejamos que nuestras carrilleras se cocinen durante 2 horas a fuego medio-bajo.

Pasadas 2 horas nuestras carrilleras ya estarán tiernas y bien cocinadas. Apartamos la olla del fuego y sacamos las carrilleras de la olla. Seguidamente, con la ayuda de un colador, colamos la salsa. Aplastamos bien las verduras y las hiervas aromáticas para que suelten sus jugos. Hecho esto, desechamos las verduras y las hiervas aromáticas.

Colando la salsa de las carrilleras
Colando la salsa de las carrilleras

Ahora ponemos de nuevo la olla al fuego y vertemos dentro la salsa que acabamos de colar. Cocinamos la salsa a fuego medio durante unos minutos para que reduzca. Seguidamente añadimos un cubito de mantequilla a la salsa. La mantequilla aportará brillo y ayudará a que la salsa quede más ligada.

Tras unos minutos cocinando la salsa, colocamos de nuevo las carrilleras dentro de la olla y dejamos que se cocine todo junto durante 5 minutos a fuego medio-bajo. Pasados los 5 minutos ya tenemos nuestras carrilleras terminadas y listas para comer.

Carrilleras terminadas
Carrilleras terminadas

A mí me gusta dejar reposar las carrilleras de un día para otro, ya que se potencian más los sabores y la salsa queda más densa y ligada. En el momento de servirlas, las calentamos bien y las acompañamos de la guarnición que más nos guste. En mi caso he acompañado las carrilleras con unas patatitas.

Carrilleras en salsa de vino tinto
Carrilleras en salsa de vino tinto

A continuación podéis ver el vídeo con el paso a paso de esta receta.

Vídeo-receta

Comentarios

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos con asterisco (*) son obligatorios.