Churros caseros (fáciles y crujientes)

Churros caseros (fáciles y crujientes)

Esta es la primera vez que preparo churros en casa y he de decir que me han encantado. Con esta receta los churros quedan muy crujientes y con un sabor muy rico. Son perfectos para comerlos rebozados en una mezcla de azúcar y canela, o bien mojados en una taza de chocolate caliente. Como veréis a continuación, esta receta de churros caseros es muy fácil de preparar y no lleva mucho tiempo elaborarla.

Ingredientes de la receta

  • Agua (240 ml)
  • Aceite de oliva (25 ml)
  • Harina (125 g)
  • Impulsor químico (1 g)
  • Azúcar (15 g)
  • Sal (3 g)

Si lo necesitas, puedes consultar las tablas de medidas y equivalencias en cocina y repostería.

Elaboración de la receta

En un cazo ponemos 240 mililitros de agua, 25 mililitros de aceite de oliva (o girasol), 15 gramos de azúcar (unas 3 cucharaditas de postre) y 3 gramos de sal (media cucharadita). Ponemos el cazo al fuego, a fuego medio, y removemos para que el azúcar y la sal se disuelvan. En el momento en el que la mezcla comience a hervir, apartamos el cazo del fuego y añadimos 125 gramos de harina y 1 gramo de impulsor químico (la puntita de una cucharilla). Mezclamos bien todos los ingredientes hasta que se forme una masa lisa y unificada.

Masa de churros terminada
Masa de churros terminada

En este punto ponemos la masa dentro de una manga pastelera, a la que habremos colocado una boquilla rizada. Cortamos la punta de la manga pastelera y comenzamos a formar nuestros churros. Vamos presionando la manga pastelera para que salgan tiras de masa. Os recomiendo ir formando los churros sobre un pliego de papel de horno, de este modo será más fácil y cómodo freírlos posteriormente. Una vez que hayamos formado los churros, cortamos el papel de horno para poder manipularlos de forma individual.

Formando los churros
Formando los churros

Por último freímos nuestros churros en una sartén con abundante aceite caliente. Regulamos la intensidad del fuego para que queden bien fritos y dorados.

Friendo los churros
Friendo los churros

Una vez dorados sacamos los churros a un plato con papel absorbente, para que pierdan el exceso de aceite.

Otra forma de freírlos es ir añadiendo la masa directamente al aceite con la manga pastelera, se corta la masa con unas tijeras y se dejan que se doren.

Según los vayamos friendo y escurriendo del aceite, los rebozamos en una mezcla de azúcar y canela. Y ya tenemos nuestros churros caseros listos para disfrutar.

Churros caseros
Churros caseros

A continuación podéis ver el vídeo con el paso a paso de esta receta.

Vídeo-receta

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos con asterisco (*) son obligatorios.