Flan de café con leche condensada

Flan de café con leche condensada

Hoy vemos cómo hacer un flan de huevo con sabor a café y leche condensada. Se trata de una receta de flan casero, muy sencilla y fácil de preparar, que combina los dos ingredientes del conocido “café bombón“: café expreso y leche condensada.

Yo no soy muy fan del café en los postres, pero os aseguro que este flan de café con leche condensada está buenísimo. Queda con un sabor muy suave a café y su textura es cremosa gracias a la leche condensada. La verdad es que es una combinación de sabores muy acertada.

En mi caso he preparado este flan con café expreso, pero también queda rico con café soluble, ya sea normal o descafeinado.

Ingredientes de la receta

Para el flan:

  • 100 mililitros de café expreso (una taza pequeña)
  • 400 gramos de leche condensada
  • 200 mililitros de leche
  • 4 huevos

Para el caramelo casero:

  • 200 gramos de azúcar
  • Una cucharada sopera de agua

Elaboración de la receta

Comenzamos preparando el caramelo. Para ello en un cazo, a fuego alto, ponemos el azúcar y el agua. Bajamos la temperatura del fuego y dejamos que el azúcar se deshaga y se convierta poco a poco en caramelo. Cuando el caramelo tenga un color ámbar, lo apartamos del fuego y lo vertemos en el molde o flanera que vamos a utilizar para hacer nuestro flan.

Caramelo casero terminado
Caramelo casero terminado

Ahora comenzamos a preparar la mezcla del flan. En un bol batimos los huevos y añadimos el café (que lo habremos hecho con antelación para que se enfríe), la leche condensada y la leche. Mezclamos bien y vertemos esta mezcla sobre el molde que caramelizamos anteriormente.

Vertiendo la mezcla de flan sobre el molde caramelizado
Vertiendo la mezcla de flan sobre el molde caramelizado

Ponemos el molde con el flan dentro de un recipiente apto para el horno y llenamos este último con abundante agua caliente, ya que vamos a hornear nuestro flan al baño María. Lo llevamos al horno, que lo tenemos precalentado a 180 ºC, con calor arriba y abajo, y dejamos que el flan se hornee durante 60-70 minutos.

Vertiendo agua para hornear el flan al baño María
Vertiendo agua para hornear el flan al baño María

Cuando nuestro flan esté bien cuajado, lo sacamos del horno y lo dejamos enfriar a temperatura ambiente. Una vez frío, lo tapamos y lo reservamos en la nevera de un día para otro.

Flan de café recién horneado
Flan de café recién horneado

Pasadas las horas de reposo desmoldamos el flan, dejando que caiga bien todo el caramelo.

Flan de café con leche condensada
Flan de café con leche condensada

A continuación os dejo el vídeo para que veáis el paso a paso de esta receta.

Vídeo-receta

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos con asterisco (*) son obligatorios.