Flan de Café, sin horno y sin huevo

Flan de Café, sin horno y sin huevo

Cuando pruebes este flan de café te va a encantar. Es un flan sin horno y sin huevo, elaborado con gelatina, leche y café. Un postre muy fácil y rápido de preparar, perfecto para estos días tan calurosos. El resultado es un flan cremoso y con un rico e intenso sabor a café.

Ingredientes de la receta

  • Café soluble (4 cucharaditas)
  • Agua (100 ml)
  • Leche entera (500 ml)
  • Azúcar (120 g)
  • Gelatina (6 hojas, equivalentes a 10 gramos)
  • Caramelo líquido

(*) Si lo necesitas, puedes consultar las tablas de medidas y equivalencias en cocina y repostería.

Elaboración de la receta

Comenzamos caramelizando el fondo de unos vasitos o flaneras individuales.

Ahora ponemos a hidratar en abundante agua fría seis hojas de gelatina neutra. Dejamos que se hidraten durante unos 5 minutos.

Seguidamente preparamos el café. Para ello añadimos cuatro cucharaditas de café soluble en un vaso con 100 mililitros de agua muy caliente. Mezclamos y listo. Para esta receta podemos utilizar café soluble, normal o descafeinado, o bien 100 mililitros de café de cafetera bien cargado.

Vertemos el vaso de café en una jarra. Rescatamos las hojas de gelatina ya hidratadas, las escurrimos para quitar el exceso de agua y las vertemos en la jarra con el café caliente. Mezclamos para que la gelatina se deshaga en el café. Es importante que el café esté caliente para que la gelatina se deshaga bien.

Añadiendo las hojas de gelatina hidratadas en el café
Añadiendo las hojas de gelatina hidratadas en el café

Una vez que la gelatina se ha deshecho en el café, añadimos 120 gramos de azúcar. Removemos para que el azúcar también se integre en el café. Seguidamente vertemos medio litro de leche entera, que la tendremos a temperatura ambiente para que no se formen grumos de gelatina. Removemos bien y ya tenemos la mezcla para nuestro flan de café terminada.

Vertiendo la leche en la mezcla de café, azúcar y gelatina
Vertiendo la leche en la mezcla de café, azúcar y gelatina

Repartimos la mezcla de flan de café en los vasitos o flaneras que caramelizamos al comienzo de la receta. Tapamos los vasitos y los reservamos en la nevera de un día para otro. Con estas cantidades nos saldrán unos seis flanes individuales. Si lo preferís, podéis hacer un único flan, poniendo la mezcla en un molde o flanera más grande.

Repartiendo la mezcla de flan en los vasitos
Repartiendo la mezcla de flan en los vasitos

Tras las horas de reposo y en el momento de servirlo, desmoldamos nuestro flan de café. Para ello despegamos el flan de las paredes del vaso con la ayuda de una cucharilla, lo volteamos sobre un plato, agitamos y dejamos que caiga junto con el caramelo.

Flan de café
Flan de café

Este flan de café se puede comer solo, o bien acompañado de un copete de nata montada.

A continuación os dejo el vídeo con el paso a paso de esta receta.

Vídeo-receta

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos con asterisco (*) son obligatorios.