Frutas con crema (postre fácil y delicioso)

Frutas con crema (postre fácil y delicioso)

Bueno, pues hoy os traigo otro postre fácil y refrescante para estos días tan calurosos. Se trata de un postre frío con frutas de verano y una crema pastelera muy sabrosa y refrescante, ya que le pondremos ralladura de limón y vainilla.

Este postre de frutas con crema pastelera es muy sencillo, tan solo tenemos que elaborar la crema pastelera y cortar las frutas de verano. Unas frutas muy sabrosas que combinan muy bien con el sabor y la textura de la crema.

Postre de frutas con crema pastelera
Postre de frutas con crema pastelera

INGREDIENTES
(para 4 personas)

Frutas de verano que vamos a utilizar:

  • 1 melocotón
  • 1 nectarina
  • 2 albaricoques
  • Cerezas

Para hacer la crema pastelera:

  • 4 yemas de huevo
  • 500 ml de leche
  • 125 g de azúcar
  • 40 g de Maizena (2 cucharadas soperas colmadas)
  • 1 vaina de vainilla
  • 1 limón
Ingredientes para el postre de frutas y crema pastelera
Ingredientes para el postre de frutas y crema pastelera

ELABORACIÓN

Lo primero que haremos será preparar la crema pastelera:

Separamos un vaso de leche, del medio litro que necesitamos para la receta, y lo reservamos para utilizar más adelante. El resto de la leche la ponemos en un cazo, junto a un trozo de piel de limón y la vainilla (semillas y vaina), y la llevamos al fuego para que se vaya calentando poco a poco. De este modo la leche se infusionará y cogerá todo el sabor del limón y la vainilla.

Leche con limón y vainilla para infusionar
Leche con limón y vainilla para infusionar

Mientras que la leche se infusiona, ponemos en un bol las yemas y el azúcar. Mezclamos bien estos dos ingredientes y agregamos la ralladura de limón, para que la crema tenga un sabor más fresco.

Ahora cogemos el vaso de leche que habíamos reservado en un principio y disolvemos en él la Maizena (harina refinada de maíz). Movemos bien, hasta que no quede ningún grumo de Maizena en la leche, y la incorporamos al bol con la mezcla de yemas, azúcar y ralladura de limón.

Acabado este último paso, la leche que tenemos al fuego ya estará bien infusionada, por lo que la apartamos del fuego y retiramos la vaina de vainilla y la piel de limón.

A continuación vertemos nuestra leche recién infusinonada, poco a poco y sin parar de remover con una varilla, en el bol en el que tenemos la mezcla de yemas, azúcar, ralladura de limón y leche con Maizena. Debemos tener cuidado de que la leche no esté hirviendo, para que las yemas de huevo no se cuajen y se nos estropee la crema.

Incorporando la leche infusionada en la mezcla de yemas
Incorporando la leche infusionada en la mezcla de yemas

Una vez hecha la mezcla, la ponemos en un cazo y la llevamos al fuego hasta que espese y se convierta en crema pastelera. Es importante que no paréis de remover la crema, para que no se pegue al fondo del cazo.

Crema pastelera espesando al fuego
Crema pastelera espesando al fuego

Una vez que la crema haya espesado, la apartamos del fuego y dejamos que se enfríe completamente. Os recomiendo que metáis la crema pastelera en la nevera o en el congelador, para que esté bien fría en el momento de servir nuestro postre.

Cuando hayan pasado unas horas y la crema pastelera esté bien fresquita comenzamos a montar el postre:

Para ello cortamos las frutas, del tamaño que más nos guste, y las ponemos en unos vasitos (como en mi caso) o en cualquier otro recipiente.

Una vez hayamos repartido la fruta en el fondo de nuestros vasos (o en el recipiente que hayamos elegido), ponemos unas cucharadas (generosas) de crema pastelera por encima, extendiéndola por toda la superficie, como hago en la foto:

Montando nuestro postre de frutas con crema pastelera
Montando nuestro postre de frutas con crema pastelera

Por último, decoramos el postre con una cereza y unas hojas de menta, y lo llevamos a la mesa para comer bien fresquito.

VÍDEO

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos con asterisco (*) son obligatorios.