Gelatina de coco y piña

Gelatina de coco y piña

Hoy vemos cómo hacer una gelatina de coco y piña. Se trata de un postre saludable, bajo en grasa y con un rico sabor a coco y a piña.

Este postre de gelatina de coco y piña es muy fácil de preparar, tan solo debemos tener paciencia y esperar a que cuajen las diferentes capas de gelatina.

La gelatina de coco la vamos a preparar con leche de coco, de la que venden enlatada. Es una leche con mucho sabor y aroma, con una textura cremosa que hará que nuestra gelatina quede con una textura muy especial, tipo panacota.

Por otro lado, la gelatina de piña la prepararemos con gelatina en polvo con sabor a piña. Y, para darle más sabor y textura a este postre, he colocado unas rodajas de piña en su jugo dentro de la gelatina de piña. Esto último, que la piña se quede atrapada en la gelatina, hará que al comerla notemos la combinación de texturas y sabores de la gelatina y de la piña.

Ingredientes de la receta

Para la gelatina de coco:

  • 400 gramos de leche de coco (enlatada)
  • 5 hojas de gelatina (equivalente a unos 8 gramos)
  • 4 cucharadas soperas de azúcar
  • 4 cucharadas soperas de coco rallado

Para la gelatina de piña:

  • Un sobre de gelatina sabor piña (14 gramos)
  • 250 mililitros de agua
  • 3 rodajas de piña en su jugo

Elaboración de la receta

Comenzamos preparando la gelatina de coco, ya que necesitamos que esté completamente fría para montar el postre. En un plato con agua bien fría ponemos a hidratar las hojas de gelatina y, mientras se hidratan, calentamos la leche de coco en un cazo al fuego, hasta que comience a hervir. Escurrimos las hojas de gelatina ya hidratadas y las vertemos en el cazo en el que tenemos la leche de coco. Mezclamos bien para que la gelatina se deshaga y agregamos el azúcar y el coco rallado. Vertemos la gelatina de coco en una jarra y dejamos que se enfríe.

Integrando las hojas de gelatina hidratadas en la leche de coco
Integrando las hojas de gelatina hidratadas en la leche de coco

Mientras tanto preparamos la gelatina de piña. En un cazo ponemos a hervir 175 mililitros de agua, de los 250 mililitros que necesitamos para la receta. Apartamos el agua del fuego y diluimos en ella la gelatina de piña en polvo. Una vez que esté bien disuelta, añadimos el resto de agua fría que nos queda (los 75 mililitros). En este punto ya tenemos lista la gelatina de piña.

Ahora comenzamos a montar este postre. En un recipiente rectangular vertemos la mitad de la gelatina de piña, y reservamos el molde en la nevera durante 15-20 minutos. Tras el reposo, esta gelatina ya se habrá solidificado; es el momento de colocar las rodajas de piña encima.

Colocando las rodajas de piña sobre la gelatina solidificada
Colocando las rodajas de piña sobre la gelatina solidificada

Vertemos la otra mitad de la gelatina de piña encima de las rodajas de piña, y llevamos de nuevo a la nevera. Esta vez la dejaremos que cuaje durante unos 30 minutos.

Pasado el tiempo de reposo ya tendremos la gelatina de piña cuajada. La sacamos de la nevera y, con mucho cuidado, vertemos la gelatina de coco encima, que ya estará completamente fría.

Vertiendo la gelatina de coco sobre la gelatina de piña
Vertiendo la gelatina de coco sobre la gelatina de piña

Por último ponemos unas cucharadas de coco rallado encima de la gelatina, tapamos el molde y lo reservamos en la nevera de un día para otro.

Tras las horas de reposo, desmoldamos la gelatina de coco y piña sobre el plato en el que la vayamos a servir.

Gelatina de coco y piña
Gelatina de coco y piña

A continuación podéis ver el vídeo de esta receta.

Vídeo-receta

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos con asterisco (*) son obligatorios.