Lasaña con Boloñesa de Soja (muy jugosa y sin carne)

Lasaña con Boloñesa de Soja (muy jugosa y sin carne)

Hoy vemos cómo hacer una lasaña con boloñesa de soja. Se trata de una receta de lasaña con una salsa boloñesa diferente a la original, ya que en esta receta de pasta vamos a sustituir la carne por soja texturizada.

La soja texturizada es un alimento vegetal, bajo en grasa y con un alto contenido en proteína y fibra, entre otras propiedades. Es un buen sustituto para las personas que no pueden o no quieren comer carne, o también para aquellas personas que necesitan un gran aporte de proteína (personas mayores o deportistas). Con esto último quiero resaltar que no es un alimento exclusivo para personas que siguen una dieta vegana o vegetariana, es un alimento saludable para todos.

La textura de la soja texturizada es muy agradable y similar a la textura que tiene la carne de cerdo. Además tiene la ventaja de que absorbe todos los sabores con los que se la cocine.

Esta lasaña con boloñesa de soja queda realmente rica; particularmente yo la preparo con frecuencia. Es una lasaña con un relleno muy sabroso, ya que la salsa boloñesa queda con un rico sabor al tomate y a las verduras. La soja se integra perfectamente y absorbe todo el sabor de las verduras y el tomate.

Otro punto fuerte para que esta lasaña quede “de diez” es la salsa bechamel. Vamos a preparar una salsa bechamel fluida, con la que vamos a rellenar y cubrir la lasaña, para que aporte mucho sabor y jugosidad.

Si aún sois algo reticentes a cocinar con soja texturizada, podéis elaborar esta receta de lasaña siguiendo los mismos pasos y sustituyendo la soja por carne picada.

Ingredientes de la receta

(Para 4 personas)

Para la lasaña:

  • 6 placas de pasta de lasaña fresca
  • 100 gramos de soja texturizada
  • 500 gramos de tomate frito
  • Una cebolleta
  • Un diente de ajo
  • Una zanahoria
  • Sal
  • Pimienta
  • Orégano
  • Aceite de oliva
  • 2 lonchas de queso
  • Queso curado rallado

Para la salsa bechamel:

  • 3 cucharadas soperas de harina
  • Una cucharada y media (sopera) de mantequilla
  • Una cucharada y media (sopera) de aceite de oliva
  • 700 mililitros de leche
  • Sal
  • Pimienta
  • Nuez moscada

Elaboración de la receta

Comenzamos poniendo a hidratar la soja texturizada. Para ello ponemos la soja en un bol y añadimos abundante agua fría. La dejamos que se hidrate mientras rehogamos las verduras.

Hidratando la soja texturizada
Hidratando la soja texturizada

Ahora en una sartén con un poco de aceite rehogamos el ajo picado y, cuando veamos que toma un ligero color dorado, añadimos la cebolleta picada. Ponemos un poco de sal y rehogamos unos minutos, hasta que la cebolla se ablande y comience a dorarse. En este momento añadimos la zanahoria cortada en pequeños cubos. Cuando hayamos rehogado la zanahoria con el resto de verduras durante un par de minutos, será el momento de añadir a la sartén la soja texturizada, previamente escurrida del agua en la que la hemos hidratado.

Añadiendo la soja hidratada
Añadiendo la soja hidratada

Añadimos pimienta al gusto y un poco de orégano, y rehogamos hasta que la soja quede dorada. En este punto añadimos el tomate frito y dejamos que se cocine todo junto durante un par de minutos. Apartamos del fuego y reservamos.

Continuamos preparando la salsa bechamel. En un cazo al fuego ponemos la mantequilla y el aceite, y cuando ambos estén calientes añadimos la harina. Cocinamos la harina durante unos 3-4 minutos sin parar de remover. Añadimos la leche y removemos bien para disolver los posibles grumos. Ponemos sal, pimienta y nuez moscada al gusto, y dejamos que la bechamel se cocine unos minutos. Cuando veamos que nuestra bechamel hierve y tiene una textura ligeramente espesa, la apartamos del fuego y la reservamos.

Sobre la pasta decir que, en mi caso, estoy utilizando pasta fresca, un tipo de pasta que no hay que cocer previamente, se cocina al hornear. Si vosotros vais a utilizar pasta seca, deberéis cocerla previamente para hidratarla.

En este punto que ya tenemos todas las elaboraciones terminadas comenzamos a montar nuestra lasaña. En el fondo de un recipiente (apto para el horno) extendemos dos cucharadas soperas de tomate frito, y encima alternamos capas de pasta, nuestra salsa boloñesa de soja, queso y bechamel, hasta formar nuestra lasaña.

Montando la lasaña
Montando la lasaña

Cubrimos nuestra lasaña con la salsa bechamel que nos queda, procurando tapar bien todos los bordes. Rallamos abundante queso en la superficie y llevamos la lasaña al horno, precalentado a 200 ºC, con calor arriba y abajo.

Lasaña antes de hornear
Lasaña antes de hornear

Vamos a hornear la lasaña durante 10 minutos, para que la pasta quede bien cocinada. Pasado este tiempo ponemos el horno “en función gratinar” y dejamos que la superficie de nuestra lasaña se gratine durante unos 5 minutos más.

Tras el tiempo de horneado sacamos la lasaña cocinada del horno y la servimos de inmediato.

Lasaña rellena de boloñesa de soja
Lasaña rellena de boloñesa de soja

A continuación os dejo el vídeo para que podáis ver el paso a paso de esta receta.

Vídeo-receta

Comentarios

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos con asterisco (*) son obligatorios.