Mazapanes Caseros, muy fáciles de preparar

Mazapanes Caseros, muy fáciles de preparar

Hoy vemos cómo hacer mazapanes caseros. Se trata de un dulce típico de Navidad, elaborado a base de almendra, huevo y azúcar.

Preparar mazapanes en casa es bien fácil, tan solo debemos tener una almendra de buena calidad y molerla nosotros mismos. De este modo la almendra conserva todo su sabor y aroma, que quedará impregnado en nuestros mazapanes caseros. Nos van a quedar unos mazapanes con un interior tierno, jugoso y con todo el sabor de la almendra.

Pensaréis que, con la oferta de mazapanes tan grande que hay hoy en día en cualquier supermercado, para qué complicarse en hacer este dulce en casa. La gracia de elaborar este dulce navideño en casa es precisamente que son muy fáciles de preparar, no tienen nada que envidiar a los mazapanes comerciales y están elaborados por nosotros mismos con ingredientes de confianza, puesto que han salido de nuestra propia cocina. ¿Hay algo mejor que la cocina casera?

Ingredientes de la receta

  • 200 gramos de almendras
  • 200 gramos de azúcar
  • Un huevo

Elaboración de la receta

Comenzamos moliendo las almendras hasta hacer una harina de almendra. También podéis comprar la almendra ya molida. Molemos también el azúcar para romper los cristales y no morderlo en el mazapán. Hecho esto ponemos la almendra molida y el azúcar en un bol y lo mezclamos bien.

Seguidamente separamos la clara de la yema de nuestro huevo. Tapamos la yema con papel film y la reservamos en la nevera, ya que la vamos a utilizar más tarde para pintar la superficie de los mazapanes antes de hornearlos. Batimos bien la clara, hasta que esté espumosa, y la vertemos en el bol en el que tenemos la mezcla de azúcar y almendra.

Añadiendo la clara batida a la mezcla de almendra y azúcar
Añadiendo la clara batida a la mezcla de almendra y azúcar

Mezclamos todo bien y, en el momento en el que veamos que se comienzan a formar una especie de migas, amasamos la mezcla con la mano hasta conseguir unificar todo en una bola de masa.

Amasando la mezcla de almendra, azúcar y clara de huevo
Amasando la mezcla de almendra, azúcar y clara de huevo

Cuando tengamos la bola casi formada, si notamos que la mezcla está muy pegajosa, la podemos añadir un poco de almendra molida y azúcar a partes iguales. Si por el contrario notamos que la mezcla está seca y cuesta formar la bola, la podremos añadir un par de gotitas de agua para humedecerla.

Envolvemos la bola de masa de mazapán en papel film y la reservamos en la nevera durante 30 minutos. Esto lo hacemos para que el mazapán repose un poco antes de formar las figuritas.

Bola de mazapán
Bola de mazapán

Tras el reposo sacamos la bola de mazapán de la nevera y formamos un cilindro con ella. Hecho esto cortamos porciones iguales de mazapán, que pesen unos 15 gramos aproximadamente.

Cortando porciones de mazapán
Cortando porciones de mazapán

Una vez que hayamos cortado todas las porciones de mazapán, nos humedecemos las palmas de las manos con un poco de agua y hacemos bolitas de mazapán. A partir de aquí formamos nuestras figuras de mazapán con diferentes formas, dejando volar nuestra imaginación.

Formando las figuritas de mazapán
Formando las figuritas de mazapán

Colocamos las figuritas de mazapán en una bandeja de horno, forrada con papel de hornear, y las pintamos con la yema de huevo que habíamos reservado en la nevera. Una vez pintadas llevamos la bandeja al horno, que lo tendremos caliente a máxima temperatura y en función gratinar, y la tendremos dentro unos 2-3 minutos. Con este tiempo de horneado es más que suficiente, tan sólo queremos que la superficie de nuestros mazapanes se dore y su interior quede tierno y jugoso.

Mazapanes antes de hornear
Mazapanes antes de hornear

Tras el tiempo de horneado sacamos los mazapanes del horno y, con cuidado, los pasamos a una rejilla para que se enfríen y endurezcan.

Mazapanes recién horneados
Mazapanes recién horneados

Una vez fríos ya podemos colocar nuestros mazapanes caseros en una bandeja para servirlos y deleitar a nuestros invitados. Si no se van a consumir en el momento, se pueden guardar (bien tapados) durante un par de días a temperatura ambiente.

Mazapanes caseros
Mazapanes caseros

A continuación os dejo el vídeo de esta receta.

Vídeo-receta

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos con asterisco (*) son obligatorios.