MINI DONUTS GLASEADOS de azúcar y chocolate

MINI DONUTS GLASEADOS de azúcar y chocolate

Hoy quiero compartir con vosotros una receta muy divertida y original. Se trata de una receta de mini donuts caseros, elaborados con una masa muy rápida y fácil de preparar.

La parte más entretenida de esta receta, la que nos llevará algo más de tiempo, es la de formar los mini donuts. Para hacerlo utilizaremos algo que todos tenemos por casa: un tapón de botella de refresco y una simple pajita.

La masa de estos pequeños donuts es muy fácil de elaborar y, aunque es algo pegajosa, tras un pequeño reposo se trabaja bastante bien. Además es una masa de donuts preparada con ingredientes cotidianos: harina, yogur y levadura química (o polvo para hornear).

En principio, el sabor de la masa es completamente neutro, y además no le añadiremos ningún tipo de endulzante. Esto último es porque, después de fritos, cubriremos nuestros mini donuts con glaseados de azúcar y chocolate. Lo primero será elaborar un glaseado básico de azúcar, que utilizaremos para embadurnar la mitad de los donuts. El resto del glaseado lo mezclaremos con cacao puro para chocolatear y cubrir la otra mitad de los donuts.

El resultado final son unos mini donuts ricos y tiernos, perfectos para comer en el desayuno o en la merienda. Os recomiendo comerlos recién hechos, ya que con el paso del tiempo se ablandan y la textura queda algo chiclosa.

Ingredientes de la receta

Para la masa:

  • Harina de trigo (125 g)
  • Yogur natural sin azúcar (125 g)
  • Levadura química o polvo para hornear (5 g)

Para el glaseado de azúcar:

  • Azúcar glas (200 g)
  • Agua
  • Cacao puro en polvo (1 cucharada)

(*) Si lo necesitas, puedes consultar las tablas de medidas y equivalencias en cocina y repostería.

Elaboración de la receta

Comenzamos poniendo dentro de un bol la harina, la levadura química y el yogur. Mezclamos bien con una espátula, hasta que se forme una masa sólida. En este momento amasamos unos minutos con la mano, tan solo para terminar de integrar bien la harina. El resultado es una bola de masa pegajosa.

Preparando la masa
Preparando la masa

Ahora pincelamos con un poco de aceite la superficie de un trozo de papel film, colocamos encima la masa, la tapamos y la dejamos reposar durante 30 minutos. Es importante engrasar el papel film, para que la masa no se quede pegada al plástico tras el reposo. Con el reposo conseguiremos que la masa se hidrate algo más, y así no esté tan pegajosa al momento de continuar con la receta.

Pasados los 30 minutos colocamos la masa en la superficie de trabajo, previamente enharinada. Enharinamos un rodillo y estiramos la masa sin dejarla demasiado fina.

Estirando la masa
Estirando la masa

En este punto comenzamos a formar los mini donuts. Para ello nos ayudamos de un cortador pequeño que tengamos en casa. En mi caso he utilizado un tapón de una botella de refresco, bien limpio, y una pajita. Enharinamos el tapón y comenzamos a cortar pequeños círculos de masa.

Formando los mini donuts
Formando los mini donuts

Enharinamos ahora la pajita y con ella hacemos el agujero central tan característico de los donuts. Procuraremos hacer el agujero un poco grande ya que, al freír, los donuts crecen algo más y el agujero encoje.

Haciendo el agujero central a los mini donuts
Haciendo el agujero central a los mini donuts

Vamos colocando los mini donuts en una bandeja cubierta de papel de hornear, para evitar que se peguen. Con el resto de la masa formamos una bola, la estiramos nuevamente con el rodillo y continuamos formando mini donuts, hasta terminar con toda la masa.

Ahora que hemos formado todos los donuts los vamos friendo en pequeñas tandas. Tendremos preparado un cazo al fuego, a fuego medio, lleno de aceite caliente. Colocamos unos mini donuts en una rasera (o espumadera) y la introducimos en el aceite caliente.

Friendo los mini donuts
Friendo los mini donuts

Poco a poco los mini donuts subirán a la superficie y comenzarán a flotar en el aceite. Movemos los donuts de vez en cuando para que se doren por ambos lados. Una vez que los donuts estén dorados, los rescatamos del aceite y los reservamos en un plato con papel absorbente. Es importante que a la hora de freírlos el aceite no esté demasiado caliente, ya que los donuts se dorarán enseguida quedando crudos por dentro. Tampoco debe estar frío, ya que los donuts absorberán demasiado aceite.

Una vez que hayamos frito todos los donuts, comenzamos a preparar el glaseado. Para ello en un bol mezclamos el azúcar glas con 35 mililitros de agua. Cuando tengamos un glaseado liso y sin grumos añadimos, por tandas, la mitad de los mini donuts. Los rebozamos bien en este glaseado de azúcar, los sacamos con la ayuda de una espumadera y los colocamos en una bandeja cubierta con papel de hornear.

Glaseando los mini donuts
Glaseando los mini donuts

Cuando hayamos glaseado la mitad de los donuts, preparamos el glaseado de chocolate. Para ello tan solo añadimos, al resto de glaseado que ya tenemos, el cacao y una cucharadita de agua para hacerlo más fluido. Mezclamos bien y, cuando tengamos un glaseado de chocolate liso y sin grumos, glaseamos por tandas el resto de los donuts.

Glaseando los mini donuts en el glaseado de chocolate
Glaseando los mini donuts en el glaseado de chocolate

En este punto, que ya hemos glaseado todos nuestros mini donuts, los colocamos sobre una rejilla para que el glaseado se seque por completo. Este paso lo haremos ayudándonos de un palillo, para no tocar los donuts y evitar estropear el glaseado.

Colocando los mini donuts sobre una rejilla
Colocando los mini donuts sobre una rejilla

Pasados unos minutos nuestros mini donuts ya estarán listos para comer.

Mini Donuts glaseados de azúcar y chocolate
Mini Donuts glaseados de azúcar y chocolate

A continuación podéis ver el vídeo en el que yo misma preparo esta receta.

Vídeo-receta

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos con asterisco (*) son obligatorios.