Receta de tarta de manzana (apple pie)

Receta de tarta de manzana (apple pie)

Hoy vemos cómo hacer tarta de manzana, también conocida como apple pie (del inglés). Se trata de una receta de tarta de manzana en la que elaboraremos nosotros mismos la masa quebrada. Una masa fácil de hacer que dará un sabor muy rico a nuestra tarta de manzana casera.

La tarta de manzana que vamos a preparar es una auténtica delicia, ya que las manzanas se van a asar en el interior de la masa, concentrando así todos sus jugos y su sabor.

Personalmente me gusta preparar esta tarta con manzanas de tipo Reineta. Se trata de una manzana muy especial, muy apreciada en repostería, tanto por su textura como por su sabor. Al asarse queda muy acompotada y con un toque ácido que realzará el sabor de nuestra tarta de manzana.

En conjunto tenemos una receta de tarta de manzana muy especial, con unos sabores muy ricos a la manzana y a la masa quebrada casera.

VÍDEO-RECETA

INGREDIENTES
(para un molde de 23 centímetros)

Para la masa quebrada

  • 320 gramos de harina
  • 225 gramos de mantequilla (fría y cortada en cubos)
  • 2 cucharadas soperas de azúcar
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 huevo
  • 4 cucharadas soperas de agua fría
Ingredientes para la masa quebrada
Ingredientes para la masa quebrada

Para el relleno de manzana

  • 4 manzanas Reineta (800 gramos)
  • 100 gramos de azúcar moreno
  • 3 cucharadas de Maizena (harina refinada de maíz)
  • 1 cucharadita de canela
  • 1 pizca de nuez moscada
  • Zumo de limón
Ingredientes para el relleno de manzana
Ingredientes para el relleno de manzana

ELABORACIÓN

Comenzamos preparando la masa quebrada. Para ello ponemos en un bol amplio la harina, la sal y el azúcar, y lo mezclamos todo bien. Agregamos la mantequilla (que debe estar fría) y con las manos vamos aplastando la mantequilla, hasta que se formen una especie de “migas” de harina, azúcar y mantequilla.

Unificando la mantequilla con la harina
Unificando la mantequilla con la harina

Una vez que hayamos formado las “migas” agregamos el huevo, previamente batido, y las 4 cucharadas de agua fría.

Agregando el huevo y el agua a la masa
Agregando el huevo y el agua a la masa

Mezclamos bien todo el conjunto con las manos, hasta unificar todos los ingredientes en una masa compacta.

Formamos una bola y dividimos la masa en dos partes iguales. Las tapamos bien con papel film y las reservamos en la nevera durante 1 hora.

Dividiendo la masa quebrada en dos partes
Dividiendo la masa quebrada en dos partes

Mientras la masa quebrada está reposando, comenzamos a preparar el relleno de manzana. Para ello pelamos nuestras manzanas Reineta y las cortamos en láminas finas. Colocamos las láminas de manzana en un bol amplio y agregamos un buen chorro de zumo de limón, para evitar que las manzanas se oxiden. Seguidamente añadimos el azúcar, la canela, la nuez moscada y la Maizena, y mezclamos con cuidado de no romper las láminas de manzana.

Preparando el relleno de manzana para nuestra tarta
Preparando el relleno de manzana para nuestra tarta

Una vez preparado el relleno de manzana, y tras el tiempo de reposo de la masa quebrada, es el momento de preparar la tarta.

Sacamos una de las masas de la nevera, que hará de base para nuestra tarta, y la estiramos con la ayuda de un rodillo y un poco de harina para que no se nos pegue a la mesa. Nos tiene que quedar una masa fina.

Estirando la masa quebrada
Estirando la masa quebrada

Envolvemos la masa estirada en el rodillo y la colocamos, desenrollandola, en la base del molde.

Enrollando la masa quebrada en el rodillo
Enrollando la masa quebrada en el rodillo

Acomodamos la masa en el molde y agregamos el relleno de manzana.

Montando la tarta de manzana
Montando la tarta de manzana

Sobre el relleno de manzana colocamos la otra masa que nos queda, que previamente habremos estirado, al igual que hicimos con la anterior.

Colocando la segunda masa sobre el relleno de manzana
Colocando la segunda masa sobre el relleno de manzana

Retiramos la masa sobrante de los laterales y sellamos los bordes de la tarta con los dedos, uniendo las dos masas.

A continuación pintamos con huevo batido toda la superficie de la tarta, y espolvoreamos un poco de azúcar por encima.

Si queréis, podéis decorar la tarta con la masa sobrante. Para ello tan sólo hay que estirar la masa y darle la forma que queramos con un cuchillo. Yo en mi caso la he decorado con unas hojas, tal y como veis en la siguiente foto:

Formando unas hojas de masa para decorar la tarta
Formando unas hojas de masa para decorar la tarta

Para darle un toque más realista, he dibujado unas líneas sobre las hojas, que hacen las veces de nervios.

Ahora ponemos las hojas sobre la superficie de la tarta, las pintamos con huevo batido para queden doraditas y las espolvoreamos un poco de azúcar por encima.

Una vez decorada, llevaremos la tarta de manzana al horno. Antes de eso haremos cuatro cortes en el centro, para que pueda respirar. Tendremos el horno precalentado a 200 ºC, con calor arriba y abajo, y hornearemos la tarta durante 40-45 minutos.

Tarta de manzana antes de hornear
Tarta de manzana antes de hornear

Tras el tiempo de horneado, sacamos la tarta de manzana del horno y dejamos que se enfríe un par de horas aproximadamente.

Tarta de manzana recién horneada
Tarta de manzana recién horneada

Ahora que nuestra tarta de manzana ya ha reposado unas horas nos cortamos una porción y la probamos, acompañada de una taza de té o café.

Tarta de manzana (apple pie)
Tarta de manzana (apple pie)

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos con asterisco (*) son obligatorios.