TARTA DE GALLETA DECORADA (para cualquier celebración)

TARTA DE GALLETA DECORADA (para cualquier celebración)

Hace unos días Bocatus cumplió 5 años. Durante este tiempo hemos preparado juntos una gran cantidad de recetas, más de 500 a día de hoy, tanto dulces como saladas. La mejor recompensa a todo este trabajo y esfuerzo es el apoyo que día a día recibimos de vosotros. Para agradeceros este apoyo y cariño, he querido preparar una bonita y vistosa tarta de galleta decorada, también conocida como “tarta de números” o “pastel de números“.

Para hacer esta tarta de galleta decorada prepararemos nosotros mismos la galleta, elaborando una masa de galleta tipo sablé. Esta masa de galleta es muy fácil de preparar y se elabora con ingredientes cotidianos, como mantequilla, harina, azúcar y huevos. El resultado es una galleta con un rico sabor a mantequilla y con una textura ligeramente crujiente en el exterior, aunque tierna en su interior. Gracias a esta combinación de texturas, es perfecta para montar este tipo de tartas, ya que soporta muy bien el relleno y se come con facilidad.

Por otro lado vamos a elaborar una crema de queso y nata para rellenar y cubrir la tarta. La mezcla de queso y nata está bastante rica y combina muy bien con el sabor de la galleta. Además queda una crema muy estable, por lo que es perfecta para decorar nuestra tarta.

A esta tarta de galleta decorada la he dado forma de número cinco, recortando la masa de galleta con la ayuda de una plantilla de tamaño folio (A4). Pero vosotros podéis hacerla con el número, letra o forma que más os guste. Como toque final, podéis decorar esta tarta con vuestras frutas, chocolatinas o gominolas preferidas.

Con la cantidad de masa de galleta que os indico en la receta tendremos para hacer dos láminas (tamaño folio) de galleta, cantidad suficiente para recortar un par de números o letras, y aún nos sobrará masa (los recortes). Como aquí no se desaprovecha nada, podemos aprovechar esta masa sobrante para hornear unas galletas pequeñas, por ejemplo.

Ingredientes de la receta

Para la galleta:

  • Harina (280 g)
  • Almendra molida (100 g)
  • Sal (media cucharadita)
  • Mantequilla (225 g)
  • Azúcar glas (60 g)
  • Un huevo mediano
  • Esencia de vainilla (una cucharadita)

Para el relleno y cobertura:

  • Queso crema (250 g)
  • Azúcar glas (80 g)
  • Nata para montar o crema para batir con un 35% de materia grasa (300 ml)
  • Esencia de vainilla (una cucharadita)

Para decorar:

  • Frambuesas
  • Arándanos
  • Chocolate blanco
  • Gominolas
  • Sprinkles variados

(*) Si lo necesitas, puedes consultar las tablas de medidas y equivalencias en cocina y repostería.

Elaboración de la receta

Comenzamos preparando la masa de galleta…

En un bol y con la ayuda de un colador tamizamos la harina, la almendra molida y la sal. Mezclamos bien y reservamos.

Ahora en otro bol añadimos la mantequilla, que la tendremos blanda a temperatura ambiente. Añadimos el azúcar e integramos hasta conseguir una crema suave. Seguidamente añadimos e integramos la esencia de vainilla y el huevo. Este último lo habremos sacado de la nevera con antelación, para que esté a temperatura ambiente. Ahora añadimos, en dos veces, la mezcla de harina y almendra que reservamos anteriormente, y mezclamos todos los ingredientes hasta conseguir una masa unificada.

Masa de galleta terminada
Masa de galleta terminada

En este punto dividimos la masa en dos partes iguales. Envolvemos cada masa en papel film y reservamos ambas en la nevera durante 30 minutos.

Masa de galleta lista para reposar
Masa de galleta lista para reposar

Tras el tiempo de reposo sacamos una de las masas de la nevera y la colocamos en la superficie de trabajo, sobre un papel de hornear. Cortamos un rectángulo de papel film y lo colocamos sobre la masa. Tanto el papel de horno (por debajo) como el papel film (por encima) nos ayudarán a que la masa no se pegue, y a conseguir una masa lisa y perfectamente estirada. Estiramos la masa de galleta con la ayuda de un rodillo, hasta formar un rectángulo de unos 5-6 milímetros de grosor.

Estirando la masa de galleta
Estirando la masa de galleta

Retiramos el papel film y colocamos encima de la masa la plantilla con el número cinco. Ahora con la ayuda de un cuchillo cortamos la masa, siguiendo la forma de la plantilla.

Dando forma a la masa de galleta
Dando forma a la masa de galleta

Hecho esto retiramos la masa sobrante y la plantilla. Por último y con cuidado reservamos la masa de galleta (ya recortada) en la nevera durante 30 minutos. Este reposo es importante para que, cuando horneemos, la galleta no se deforme. Mientras tanto damos forma a la segunda masa, procediendo del mismo modo que con la masa anterior: la estiramos dejándola del mismo grosor, colocamos encima la plantilla, recortamos el número cinco y reservamos en la nevera durante 3o minutos.

Pasado el tiempo de reposo de la primera masa formada, la sacamos de la nevera y la colocamos cuidadosamente sobre una bandeja de horno. Seguidamente llevamos la bandeja al horno, colocándola a media a altura. La horneamos con el horno precalentado a 180 ºC, con calor arriba y abajo, durante 12-15 minutos o hasta que los bordes de la galleta comiencen a dorarse.

Galleta antes de hornear
Galleta antes de hornear

Tras 14 minutos ya tenemos nuestra primera galleta, número cinco, bien horneada. La colocamos sobre una rejilla y la dejamos que se enfríe completamente. Si en casa disponemos de dos bandejas de horno, no hará falta mover la galleta a una rejilla, la dejaremos que se enfríe en la propia bandeja para manipularla lo menos posible.

De inmediato colocamos la segunda galleta en la bandeja del horno, y la horneamos a la misma temperatura y durante el mismo tiempo que la galleta anterior. Una vez horneada la dejaremos que se enfríe completamente.

Segunda galleta recién horneada
Segunda galleta recién horneada

Ahora que ambas galletas están completamente frías comenzamos a preparar la crema. En un bol mezclamos el queso crema bien frío y el azúcar. Seguidamente añadimos la esencia de vainilla y la nata (que la tendremos bien fría), y con unas varillas eléctricas comenzamos a batir. En el momento en el que tengamos una crema sólida, en la que se formen surcos, ya la tendremos lista y dejaremos de batir.

Montando la crema de queso y nata
Montando la crema de queso y nata

Ponemos nuestra crema montada de queso y nata en una manga pastelera y comenzamos a montar la tarta. Colocamos una de las galletas en una bandeja plana y cubrimos su superficie con montañitas de crema. En mi caso no he utilizado ninguna boquilla, me he ayudado tan solo de la propia manga pastelera, a la que he cortado la punta. Una vez cubierta de crema la primera galleta, colocamos encima con mucho cuidado la segunda galleta, y cubrimos su superficie con más montañitas de crema.

Cubriendo la segunda galleta con la crema de queso y nata
Cubriendo la segunda galleta con la crema de queso y nata

En este punto, que ya hemos rellenado y cubierto de crema nuestra tarta, la reservamos en la nevera durante 1 hora.

Por último y pasado el tiempo de reposo, decoramos nuestra tarta. En mi caso he colocado en la superficie: frambuesas, arándanos, chocolate blanco, besitos de gominola y diferentes sprinkles de azúcar (perlitas rosas, blancas, y corazones de colores).

Y ya tenemos esta bonita tarta de galleta decorada, con el número cinco, lista para servir.

Tarta de galleta decorada (tarta de números)
Tarta de galleta decorada (tarta de números)

A continuación podéis ver el vídeo con el paso a paso de esta receta.

Vídeo-receta

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos con asterisco (*) son obligatorios.