Tarta de galletas con crema de lima

Tarta de galletas con crema de lima

Hoy vemos cómo hacer una tarta de galletas con crema de lima, una receta sin horno y muy fácil de preparar.

Esta tarta de galletas con crema de lima está elaborada con queso crema, leche condensada y zumo de lima. Unos ingredientes que combinan a la perfección y con los que conseguiremos una tarta de galletas muy refrescante y llena de sabor.

Si os gustan este tipo de tartas de galletas, os recomiendo que echéis un vistazo a esta otra receta que publiqué hace un tiempo: tarta fácil de limón y galletas, una de las recetas más visitadas en mi canal de YouTube.

VÍDEO-RECETA

INGREDIENTES

  • Galletas
  • 300 gramos de leche condensada
  • 250 gramos de queso crema
  • 100 mililitros de zumo de lima (el zumo de 2 limas)
  • Ralladura de lima
  • Pistachos
Ingredientes para la tarta de galletas con crema de lima
Ingredientes para la tarta de galletas con crema de lima

ELABORACIÓN

Comenzamos esta receta preparando la crema de lima. Para ello en un bol ponemos el queso crema, la leche condensada, el zumo de lima y la ralladura de una lima (de las que hemos utilizado para hacer el zumo). Mezclamos bien hasta obtener una mezcla espesa y sin grumos.

Preparando la crema de lima
Preparando la crema de lima

Ahora, en un molde rectangular y forrado con papel de hornear, comenzamos a montar la tarta de galletas. En el fondo del molde ponemos una buena cucharada de crema de lima, la extendemos y colocamos encima una capa de galletas.

Montando la tarta de galletas
Montando la tarta de galletas

Repetimos el proceso, poniendo de nuevo otra capa de crema de lima y encima más galletas…  y seguimos así, alternando capas de crema y galletas hasta terminar con toda la crema, y poniendo para terminar una última capa de galletas. En mi caso he puesto cuatro capas de galletas y cuatro capas de crema de lima, pero esto dependerá del volumen del recipiente que utilicéis.

Tarta de galletas terminada
Tarta de galletas terminada

Tapamos el molde con papel film y dejamos reposar la tarta de galletas en la nevera, un mínimo de 6 horas. Yo la he dejado reposar 24 horas, ya que considero que queda más rica.

Tras las horas de reposo desmoldamos la tarta, volcándola sobre un plato. Quitamos el papel de hornear y decoramos la superficie de la tarta. En mi caso la he decorado con trocitos de pistacho, ralladura de lima y unas virutas de chocolate blanco. Y este es el resultado final:

Tarta de galletas con crema de lima
Tarta de galletas con crema de lima

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos con asterisco (*) son obligatorios.