Pastel de queso con arándanos

Pastel de queso con arándanos

Hoy vemos cómo hacer un pastel de queso con arándanos. Se trata de una receta fácil de tarta de queso que no necesita largas horas de reposo, puesto que la podemos preparar y comer en el mismo día (una vez fría).

Este pastel de queso con arándanos conserva el sabor del queso crema, que se mezcla con el dulzor tan especial de la leche condensada. Además el toque que le aportan los arándanos es realmente delicioso, ya que al asarse sueltan todos sus jugos caramelizados, bañando todo el pastel.

He querido preparar esta receta con una base de magdalenas, en lugar de hacerlo con la típica base de galletas. El resultado me ha gustado bastante, ya que es una base diferente y abizcochada. Y como veréis en los ingredientes, no he utilizado nada de mantequilla para hacer esta base, ya que con la propia grasa de las magdalenas es suficiente para dejarla bien compacta.

VÍDEO-RECETA

INGREDIENTES

Para el pastel de queso:

  • 300 gramos de queso crema
  • 200 gramos de leche condensada
  • 3 yemas de huevo
  • 200 gramos de arándanos frescos

Para la base del pastel:

  • 250 gramos de magdalenas
Ingredientes para el pastel de queso con arándanos
Ingredientes para el pastel de queso con arándanos

ELABORACIÓN

Comenzamos preparando la base del pastel. Para ello desmigamos las magdalenas, con las manos o con una picadora, y las ponemos sobre un molde redondo de 20 centímetros de diámetro. Repartimos y compactamos bien las migas de magdalena por la base del molde. Seguidamente reservamos el molde en la nevera, mientras que preparamos la masa del pastel.

Base de magdalenas
Base de magdalenas

En un bol amplio ponemos el queso crema y la leche condensada, y batimos bien hasta que no queden grumos. Añadimos las 3 yemas de huevo y mezclamos hasta integrar todos los ingredientes.

Preparando la masa del pastel de queso
Preparando la masa del pastel de queso

Vertemos la mezcla en el molde, sobre la base de magdalenas, y distribuimos los arándanos por toda la superficie del pastel.

Pastel de queso listo para hornear
Pastel de queso listo para hornear

Ahora llevamos el pastel de queso con arándanos al horno, que lo tenemos precalentado a 180 ºc, con calor arriba y abajo, durante 45-50 minutos.

Tras el tiempo de horneado veremos que el pastel está cuajado y la superficie dorada. Lo sacamos del horno y lo dejamos reposar 10-15 minutos dentro del molde. Tras el reposo desmoldamos el pastel de queso y dejamos que se enfríe (2-3 horas) para poder comerlo.

Y este es el aspecto que tiene nuestro pastel de queso con arándanos una vez frío y a punto de ser comido.

Pastel de queso con arándanos
Pastel de queso con arándanos

Comentarios

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos con asterisco (*) son obligatorios.