Tarta de queso con frambuesas y chocolate blanco

Tarta de queso con frambuesas y chocolate blanco

Hoy vemos cómo hacer una tarta de queso con frambuesas y chocolate blanco. Una tarta de queso (o cheesecake) muy fácil de preparar y con una combinación de sabores muy especial.

Esta tarta de queso con frambuesas tiene una mezcla de toques ácidos y dulces muy agradable. La frambuesa le aporta acidez y un toque fresco y jugoso muy interesante. Por otro lado la cobertura de chocolate blanco aporta a la tarta ese toque dulce que combina tan bien con las frambuesas y el queso.

Sin duda se trata de una receta de tarta de queso irresistible, ya que además de su rico sabor queda con una textura muy suave y cremosa.

Ingredientes de la receta

Para la base de galletas:

  • 180 gramos de galletas tipo Digestive
  • 80 gramos de mantequilla

Para la tarta de queso:

  • 600 gramos de queso crema
  • 160 gramos de yogur griego natural sin azúcar
  • 130 gramos de azúcar
  • 8 gramos de Maizena
  • 3 huevos
  • La ralladura de un limón
  • Una cucharadita de esencia de vainilla
  • 140 gramos de frambuesas
  • Una cucharada sopera de Maizena

Para la cobertura de chocolate blanco:

  • 150 gramos de chocolate blanco
  • 50 gramos de nata para montar

Elaboración de la receta

Comenzamos preparando la base de galletas. Para ello trituramos las galletas, hasta hacer una especie de “arena de galleta”, y las mezclamos con la mantequilla (previamente derretida). Cuando toda la “arena de galleta” esté humedecida por la mantequilla, la ponemos dentro de un molde de 20 centímetros de diámetro y la compactamos bien en la base del molde. En el momento que tengamos una base de galletas compacta, reservamos el molde en la nevera mientras continuamos con la receta.

A continuación preparamos la mezcla de queso. Para ello en un bol amplio ponemos el queso crema, el yogur, el azúcar, la Maizena, la ralladura de limón y la esencia de vainilla. Hecho esto mezclamos todos estos ingredientes, con la ayuda de unas varillas, hasta conseguir una mezcla unificada.

Seguidamente añadimos los huevos, de uno en uno, a la mezcla de queso. Integraremos bien cada huevo en la mezcla de queso antes de añadir el siguiente.

Integrando los huevos en la mezcla de queso
Integrando los huevos en la mezcla de queso

Por último rebozamos las frambuesas en la Maizena y las vertemos en la mezcla de queso. Las integraremos en la mezcla suavemente y con cuidado de no romperlas. Al rebozar las frambuesas en Maizena, estas quedarán bien repartidas por toda la tarta y no se irán al fondo.

Incorporando las frambuesas en la mezcla de queso
Incorporando las frambuesas en la mezcla de queso

Ahora que ya tenemos la mezcla de la tarta de queso terminada, la vertemos en el molde, sobre la base de galleta. Llevamos la tarta al horno, que lo tendremos precalentado a 150 ºC con calor arriba y abajo, durante 45-50 minutos. Pasado este tiempo apagamos el horno y, sin abrir la puerta de este, dejamos que la tarta se termine de cocinar durante un par de horas.

Tarta de queso con frambuesas antes de hornear
Tarta de queso con frambuesas antes de hornear

Tras el tiempo de horneado y de reposo ya tendremos bien cocinada nuestra tarta. La sacamos del horno y dejamos que se enfríe a temperatura ambiente. Una vez fría la reservamos bien tapada en la nevera de un día para otro.

Tarta de queso con frambuesas tras el horneado y el reposo
Tarta de queso con frambuesas tras el horneado y el reposo

Pasadas las horas de reposo en la nevera preparamos la cobertura de chocolate blanco. Para ello calentamos la nata hasta que comience a hervir, la vertemos sobre el chocolate y, pasados un par de minutos, mezclamos todo hasta que el chocolate se derrita y se integre con la nata.

En este punto dejamos que la cobertura de chocolate pierda temperatura y, una vez fría, la vertemos sobre la superficie de nuestra tarta de queso. Reservamos la tarta de queso nuevamente en la nevera durante una hora.

Vertiendo la cobertura de chocolate blanco en la superficie de la tarta
Vertiendo la cobertura de chocolate blanco en la superficie de la tarta

Tras el reposo desmoldamos la tarta, decoramos la superficie con unas frambuesas y la servimos.

A continuación os dejo el vídeo de esta receta.

Vídeo-receta

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos con asterisco (*) son obligatorios.