Tarta de fresas con crema pastelera

Tarta de fresas con crema pastelera

Aprovechando que aún tenemos fresas en el mercado, he querido preparar esta tarta fácil de fresas y crema pastelera. Una receta de tarta con fruta fresca que queda muy vistosa y apetecible, elaborada con masa quebrada (comprada en la tienda, para simplificar la receta).

Esta receta de tarta de fresas con crema pastelera queda realmente rica, ya que la crema pastelera está aromatizada con naranja y canela, dos sabores que combinan muy bien con el toque ácido de la fresa.

Tarta de fresas con crema pastelera
Tarta de fresas con crema pastelera

INGREDIENTES
(para 8 personas)

  • 1 lámina de masa quebrada (prefabricada) de unos 250g
  • 500g de fresas

Para la crema pastelera

  • 4 yemas de huevo
  • 500ml de leche
  • 125g de azúcar
  • 40g de Maizena (2 cucharadas soperas colmadas)
  • 1 rama de canela
  • 1 naranja
Ingredientes para la tarta de fresas con crema pastelera
Ingredientes para la tarta de fresas con crema pastelera

ELABORACIÓN

Lo primero que vamos a hacer es hornear la masa quebrada. Para ello extendemos la masa sobre el molde (que en mi caso es de 25 centímetros de diámetro) y la ajustamos a las paredes.

Como queremos que la base de nuestra tarta quede plana, para evitar que la masa se deforme vamos a pinchar la base con un tenedor. Una vez hecho ésto, pondremos un papel de hornear sobre la masa (que ya está “agujereada”) y pondremos encima unas legumbres (unos garbanzos por ejemplo). El peso de las legumbres ayudará a mantener la base plana.

Pinchando la base de la masa quebrada
Pinchando la base de la masa quebrada

Ahora llevamos nuestra masa al horno, precalentado a 200 ºC, y la tendremos dentro unos 20 minutos. Pasado este tiempo, sacamos la masa del horno, retiramos las legumbres y el papel de hornear (que habíamos puesto para que nos quedase la base planita), y horneamos de nuevo durante 5 minutos. Ésto último lo hacemos para que la base de la masa se hornee bien y nos quede dorada.

Mientras se enfría un poco la base de nuestra tarta, comenzamos a hacer la crema pastelera…

Del medio litro de leche, separamos un vaso y lo reservamos. El resto de la leche la pondremos en un cazo, con un trozo de piel de naranja y la rama de canela, y llevamos esta leche al fuego para que se caliente e infusione (así cogerá un rico sabor).

Mientras la leche se infusiona, diluimos la Maizena en el vaso de leche (que habíamos reservado anteriormente) y lo volvemos a reservar para utilizarlo más adelante.

Ponemos las 4 yemas en un bol y las batimos junto al azúcar.

Mezclando las yemas y el azúcar para hacer la crema pastelera
Mezclando las yemas y el azúcar para hacer la crema pastelera

Seguidamente rallamos la piel de la naranja, sobre las yemas y el azúcar, y agregamos el vaso de leche en el que hemos disuelto la Maizena. Mezclamos bien y añadimos poco a poco la leche caliente que infusionamos anteriormente, y que ya habrá cogido el aroma de la canela y de la naranja.

Ahora ponemos esta mezcla en un cazo, la llevamos al fuego y, sin parar de remover, esperamos a que espese (como en la foto siguiente) y se convierta en nuestra crema pastelera.

Preparando la crema pastelera
Preparando la crema pastelera

Cuando la crema pastelera haya espesado, la retiramos del fuego y dejamos que pierda temperatura.

Ahora que la crema pastelera se ha enfriado un poco, la ponemos sobre la masa quebrada (horneada al principio de la receta) y la extendemos bien, para que quede repartida por toda la base de la tarta.

Antes de que la crema pastelera cuaje demasiado, vamos a colocar las fresas. Para ello las quitamos el tallo, las cortamos a la mitad y las vamos poniendo sobre la crema pastelera, hundiéndolas un poco en la crema para que no se caigan, como en la foto:

Poniendo las fresas sobre la crema pastelera
Poniendo las fresas sobre la crema pastelera

Para que la tarta quede más vistosa, podemos colocar las fresas formando figuras, como una espiral o círculos, por ejemplo.

Una vez que hayamos colocado todas las fresas en la tarta, las pincelamos con un poco de mermelada de fresa, para que tengan un bonito color brillante.

Para terminar, ponemos unos pistachos troceados y un poco más de ralladura de naranja, para darle un toque fresco y crujiente a nuestra tarta.

Tarta de fresas con crema pastelera
Tarta de fresas con crema pastelera

Una vez que la tarta de fresas esté bien fría, ya podremos disfrutar de sus ricos aromas y sabores.

Espero que os haya gustado mucho esta tarta fácil de fresas con crema pastelera.

VÍDEO

Comentarios

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos con asterisco (*) son obligatorios.