Tarta de yogur o Pastel turco de yogur

Tarta de yogur o Pastel turco de yogur

Hoy os traigo una tarta de yogur que me ha encantado por su gran parecido a una tarta de queso, aunque queda más ligera y esponjosa. Se trata de un pastel turco de yogur, que últimamente se ha hecho muy popular gracias al chef Gordon Ramsay (en realidad él la llama Turkish yoghurt cake).

Esta tarta o pastel de yogur resulta muy refrescante y con un sabor a limón muy rico, ya que le pondremos (en la masa) el zumo y la piel rallada de un limón.

Sin duda esta tarta es un postre perfecto para finalizar cualquier comida.

Tarta de yogur o Pastel turco de yogur
Tarta de yogur o Pastel turco de yogur

INGREDIENTES

– 6 huevos
– 625 g de yogur griego natural (5 yogures de 125 g)
– 75 g de harina (5 cucharadas soperas)
– 150 g de azúcar (10 cucharadas soperas)
– 1 limón (zumo y ralladura)
– 2 cucharaditas de levadura química (o polvo de hornear)

Ingredientes para la tarta de yogur
Ingredientes para la tarta de yogur

ELABORACIÓN

Para comenzar a preparar la tarta de yogur lo primero que tenemos que hacer es separar, de cada huevo, las yemas y las claras.

Yemas y claras separadas
Yemas y claras separadas

Ahora reservamos las yemas y comenzamos a montar las claras. Para ello ponemos una pizca de sal, para que queden más firmes, y con unas varillas eléctricas comenzamos a montar las claras, hasta que veamos que están bien montadas y se van formando picos. Al terminar, reservamos las claras unos minutos.

Claras montadas
Claras montadas

Comenzamos a trabajar con las yemas que habíamos reservado al principio:

Agregamos el azúcar a las yemas y batimos bien con unas varillas, hasta que veamos que la mezcla cambia de color y se pone más blanquecina.

En este momento añadimos la harina junto a la levadura química (tamizada con un colador para que no queden grumos), y mezclamos bien hasta obtener una masa densa y sin grumos.

Acto seguido agregamos los 625 g de yogur, rallamos la piel al limón (que debe estar bien limpia), lo cortamos a la mitad y le exprimimos todo el zumo. Yo, al exprimir el limón, me he ayudado de un pequeño colador para evitar que caigan los huesos a la masa.

Agregando el zumo de limón
Agregando el zumo de limón

Mezclamos bien el yogur y el limón (zumo y ralladura) con el resto de la masa, hasta que quede todo bien integrado.

Ahora ya comenzamos a integrar las claras en nuestra masa. Para ello vamos añadiendo las claras poco a poco y mezclando con movimientos suaves y envolventes (para que las claras no se desmonten). Este paso es el más entretenido y en el que tenemos que tener más paciencia, ya que se tarda un rato hasta que las claras se integran bien con el resto de la masa.

Integrando las claras en la masa
Integrando las claras en la masa

Una vez tengamos las claras bien unificadas en la masa será el momento de poner toda la mezcla sobre un molde. El mío es de 22 centímetros de diámetro y lo he forrado con papel de hornear, para que no se pegue la tarta y sea más fácil desmoldarla. También le he puesto papel en los laterales del molde (ver foto), ya que esta tarta sube mucho de volumen en el horno. De esta forma no se desbordará la masa y la ayudará a crecer.

Llevamos la tarta al horno, precalentado a 175 ºC, con calor arriba y abajo, y dejamos que la tarta se hornee durante 45-50 minutos.

Tarta de yogur antes de hornear
Tarta de yogur antes de hornear

Y tras 50 minutos en el horno ya tenemos la tarta de yogur bien horneada y dorada. Si al pinchar con un palillo este sale con masa pegada, dejar la tarta un rato más en el horno.

Una vez fuera del horno la tarta va a perder la altura que había cogido al hornearse, se va a desinflar poco a poco. Esto es normal, no os preocupéis, y es debido al cambio de temperatura del horno al exterior.

Un truco para evitar que la tarta se quiebre mucho es dejarla unos minutos dentro del horno apagado y con la puerta entreabierta, ya que de esta forma la temperatura bajará más suavemente.

Después de sacar la tarta del horno la vamos a dejar enfriar unos 10 minutos y, acto seguido, la desmoldamos sobre una rejilla para que se enfríe bien y no coja humedad.

Tarta de yogur recién horneada
Tarta de yogur recién horneada

Y ya tenemos esta rica tarta de yogur lista para comer. Acompañada con miel, fruta fresca o mermelada queda deliciosa.

Tarta de yogur con frambuesas y miel
Tarta de yogur con frambuesas y miel

VÍDEO

Y aquí os dejo el vídeo con el paso a paso de esta receta, donde podréis ver cómo preparo yo misma esta tarta de yogur o pastel turco de yogur. Además, al final del vídeo también podréis ver cómo la pruebo. Una delicia, os lo aseguro 🙂

Comentarios

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos con asterisco (*) son obligatorios.