Cómo hacer Hummus casero de garbanzos

Cómo hacer Hummus casero de garbanzos

Desde hace unos años se ha hecho muy popular el consumo de hummus, en buena parte debido a que se comercializa en cadenas de supermercados. Para los que no lo conozcáis, el hummus es una crema de garbanzos, perfecta para servir de aperitivo en una cena o comida de picoteo.

Es muy fácil hacer hummus en casa, aparte de ser más económico y saludable. Se elabora con ingredientes naturales y cero aditivos. Otro punto a favor de hacer hummus casero es que lo podemos adecuar a nuestro gusto, con más o menos sabor a ajo, a limón, el punto de sal, etc.

La receta de hummus que hoy os propongo resulta muy suave. Todos los ingredientes están muy compensados y el resultado final es un hummus suave, cremoso y equilibrado.

Hace unos años ya compartí con vosotros otra receta de hummus casero, en la que también os hablaba de la procedencia de este plato. La de hoy es una receta de hummus casero actualizada y algo más detallada en la elaboración. Espero que os guste.

Ingredientes de la receta

  • Garbanzos cocidos (500 g)
  • Aceite de oliva virgen extra (90 ml)
  • Agua o caldo (unos 100 ml)
  • Ajo (un diente mediano)
  • Zumo de medio limón
  • Semillas de sésamo (4 cucharadas)
  • Pimentón (1 cucharadita)
  • Pimienta
  • Sal

(*) Si lo necesitas, puedes consultar las tablas de medidas y equivalencias en cocina y repostería.

Elaboración de la receta

Para esta receta vamos a utilizar garbanzos cocidos. Los podemos cocer nosotros, tal y como os enseñé en la receta de ensalada de garbanzos con aguacate, o bien podemos utilizar garbanzos ya cocidos de bote. Si nos decantamos por utilizar garbanzos cocidos de bote, os recomiendo escurrirlos y lavarlos muy bien bajo el grifo, para eliminar el liquido en el que están conservados.

Ponemos 500 gramos de garbanzos cocidos dentro del vaso de la batidora, licuadora o robot de cocina. Seguidamente añadimos un diente de ajo pelado. En mi caso corto el ajo a la mitad y le quito el tallo central, para que el ajo no repita. Añadimos también cuatro cucharadas de semillas de sésamo. Para la receta original del hummus se utiliza tahini (pasta de sésamo); si lo encontráis, podéis añadir una cucharadita. En mi caso me gusta utilizar semillas de sésamo, ya que hoy en día las venden en la mayoría de los supermercados y son más económicas y versátiles que la pasta de sésamo. Ahora añadimos el zumo de medio limón, una cucharadita de pimentón dulce, un poco de sal, pimienta negra y un buen chorrete de aceite de oliva virgen extra, unos 90 mililitros.

Añadiendo los ingredientes del hummus en el vaso de la batidora
Añadiendo los ingredientes del hummus en el vaso de la batidora

Por último y antes de triturar los ingredientes, añadimos un poco de agua. Esto lo hacemos para conseguir un hummus cremoso. De lo contrario quedaría un hummus seco, duro y pastoso. En total vamos a añadir unos 100 mililitros de agua, que incorporaremos en dos o tres veces. En función de cómo nos guste la textura del hummus, podemos añadir un poco más (o menos) de agua. Si cocemos nosotros los garbanzos, es preferible añadir el caldo resultante de la cocción, en lugar de agua.

Ahora que ya tenemos todos los ingredientes dentro del vaso de la batidora comenzamos a triturar, hasta conseguir un hummus cremoso y homogéneo.

Preparando el hummus
Preparando el hummus

Una vez triturado probamos nuestro hummus y, si es necesario, rectificamos su sabor añadiendo sal, limón, aceite, etc.

Hummus terminado
Hummus terminado

Hecho esto reservamos nuestro hummus casero en la nevera un mínimo de dos horas. Con el reposo el hummus ganará en sabor.

En el momento de comerlo lo servimos acompañado de pan tostado, pan de pita, unos nachos o unas verduras crudas.

Hummus casero
Hummus casero

Este hummus casero se conserva en perfecto estado durante unos 5 días dentro de la nevera, bien cerrado dentro de un bote o tupper hermético.

A continuación os dejo el vídeo con el paso a paso de esta receta.

Vídeo-receta

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos con asterisco (*) son obligatorios.