Croquetas de jamón y queso

Croquetas de jamón y queso

Hoy vemos cómo hacer croquetas de jamón y queso. Se trata de una receta de croquetas caseras, diferente a la vez que rica, económica y fácil de preparar.

Una de las ventajas de preparar croquetas caseras es que las hacemos a nuestro gusto, con ingredientes de calidad y con bastantes tropezones. No como las que se compran, que son una masa densa y sin apenas relleno ni sabor.

Estas croquetas de jamón y queso os aseguro que son un éxito total, ya que quedan muy sabrosas y con una textura muy cremosa, encontrando en cada bocado trozos de jamón y queso.

Otra de las cosas que me gustan de estas croquetas es que al freírlas el queso se funde, y en el momento de comerlas te encuentras todo el sabor y la textura del queso fundente.

Vídeo-receta

Ingredientes de la receta

Para la masa de las croquetas:

  • 700 mililitros de leche entera
  • 5 cucharadas soperas de harina
  • 5 cucharadas soperas de margarina
  • 150 gramos de jamón cocido
  • 100 gramos de queso Gouda
  • Sal
  • Pimienta

Para empanar las croquetas:

  • 2 huevos
  • Pan rallado
Ingredientes para las croquetas de jamón y queso
Ingredientes para las croquetas de jamón y queso

Elaboración de la receta

En una olla al fuego ponemos la margarina y, una vez que se haya derretido, añadimos la harina. Cocinamos bien durante unos minutos, para que la harina pierda el “sabor a harina cruda”. Seguidamente añadimos la leche, y removemos bien para deshacer la harina e integrarla en la leche. Veremos que se va convirtiendo en una bechamel espesa y sin grumos. Salpimentamos y seguimos cocinando.

Continuamos removiendo y cocinando la bechamel durante unos 5 minutos más, hasta que veamos que la masa se despega de las paredes de la olla. En este momento ya tenemos la masa de croquetas lista.

Cocinando la masa de croquetas
Cocinando la masa de croquetas

Añadimos el jamón cocido y cocinamos un par de minutos el conjunto. Retiramos del fuego y añadimos el queso, integrándolo bien en la masa de croquetas. A mí me gusta poner el queso al final y en pequeños dados, para que no llegue a fundirse del todo con el calor de la masa.

Mezclando el queso en la masa de croquetas
Mezclando el queso en la masa de croquetas

Ahora vertemos la masa en un recipiente cuadrado, no muy grande, de unos 20×20 centímetros. Alisamos la superficie y nos cercioramos de que la masa está bien distribuida en el recipiente.

Masa de croquetas terminada
Masa de croquetas terminada

Seguidamente tapamos con papel film la masa de croquetas, dejando el papel pegado a la masa, y la dejamos enfriar a temperatura ambiente. Una vez fría la reservamos en la nevera hasta el día siguiente.

Tras el reposo vamos a formar las croquetas. Para ello volcamos la masa de croquetas sobre el papel film que la cubría y cortamos la masa en pequeños rectángulos, tal y como se ve en esta foto:

Cortando la masa para formar las croquetas
Cortando la masa para formar las croquetas

Rebozamos las croquetas de jamón y queso, pasándolas primero por huevo batido y luego por pan rallado, y asegurándonos de que queden bien empanadas.

Empanando las croquetas
Empanando las croquetas

A continuación freímos las croquetas en una sartén con abundante aceite caliente, hasta que estén doradas. Cuando estén listas las sacamos de la sartén y las pasamos a un plato, con papel absorbente para que pierdan el exceso de grasa.

Así es como quedan nuestras croquetas de jamón y queso una vez fritas:

Croquetas de jamón y queso
Croquetas de jamón y queso

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos con asterisco (*) son obligatorios.