Tarta de galletas y coco

Tarta de galletas y coco

Me encantan las tartas de galletas, son muy sencillas de preparar y admiten muchos y diferentes sabores. La receta de tarta (o torta) de galletas que hoy os traigo va rellena de una mousse de coco fácil de preparar y con un sabor delicioso.

Esta tarta de galletas y coco es una receta fácil que se prepara sin horno. Y lo mejor de todo es que queda una tarta (o torta) muy rica, gracias a que en cada bocado nos encontramos la galleta húmeda y la textura suave de la mousse de coco.

Si os gustan las galletas y os gusta el coco, no dejéis de preparar esta tarta, ya que con estos dos ingredientes, tan sencillos y fáciles de encontrar, tendréis un postre muy rico y sabroso.

Tarta de galletas y coco
Tarta de galletas y coco

INGREDIENTES
(para 6 personas)

  • 1 paquete de galletas (las que más os gusten)
  • 125 gramos de coco rallado (75 gramos para la mousse y 50 gramos para decorar)
  • 300 mililitros de nata para montar (o crema de leche) con un 35% de materia grasa
  • 200 mililitros de leche condensada
  • 3 hojas de gelatina (ó 5 gramos de gelatina en polvo o grenetina)
  • 60 mililitros de leche (para diluir la gelatina)
  • Leche para remojar las galletas
Ingredientes para la tarta de galletas y coco
Ingredientes para la tarta de galletas y coco

ELABORACIÓN

Lo primero que vamos a hacer es hidratar la gelatina. Para ello ponemos las tres hojas en un plato, cubiertas de agua fría, y las dejamos unos minutos.

Mientras la gelatina se hidrata, calentamos los 60 mililitros de leche en el microondas.

Escurrimos bien el agua de las hojas de gelatina, que ya está hidratada, y la añadimos a la leche caliente. Removemos bien hasta que la gelatina se disuelva.

Disolviendo la gelatina hidratada en leche caliente
Disolviendo la gelatina hidratada en leche caliente

Ahora mezclamos la leche (con la gelatina disuelta) en la leche condensada, y dejamos que se enfríe.

Una vez que se haya enfriado la mezcla de leche con gelatina y leche condensada, comenzamos a montar la nata:

Con unas varillas comenzamos a montar la nata, que debe estar bien fría para que monte bien. Cuando esté semimontada la nata agregamos, poco a poco y sin dejar de batir, la mezcla anterior de leche con gelatina y leche condensada, hasta conseguir una crema montada con una consistencia bien firme.

Una vez que tengamos la crema ya montada, agregamos el coco rallado y lo vamos integrando con cuidado, evitando que la nata se desmonte. Y con ésto ya tendremos la mousse de coco lista para comenzar a montar nuestra tarta.

Mousse de coco terminada
Mousse de coco terminada

Montando la tarta de galletas y coco

Seleccionamos el recipiente o molde en el que vayamos a montar la tarta. Yo he utilizado un bol (o ensaladera) de 1 litro de capacidad, y lo he forrado con papel film para que la tarta se desmolde perfectamente.

Ahora comenzamos poniendo una capa de mousse y, sobre ésta, ponemos una capa de galletas remojadas en leche.

Montando la tarta de galletas y coco
Montando la tarta de galletas y coco

Ponemos otra capa de mousse y otra de galletas, y así alternativamente vamos poniendo diferentes capas hasta terminar con toda la mousse.

Finalizamos la tarta poniendo una última capa (la más superior) de galletas.

Llevamos la tarta a la nevera y la dejamos reposar un mínimo de 6 horas, aunque a mi me gusta más cómo queda dejándola hasta el día siguiente.

Tras las horas de reposo, desmoldamos la tarta y la cubrimos completamente con los 50 gramos de coco rallado.

Tarta de galletas y coco terminada
Tarta de galletas y coco terminada

Y ya tenemos nuestra tarta de galletas y coco terminada… lista para comer. Yo os recomiendo que la dejéis en la nevera para comerla bien fresquita, ya que estará mucho más rica.

VÍDEO

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos con asterisco (*) son obligatorios.