Tiramisú de Limón

Tiramisú de Limón

Hoy os traigo mi receta de tiramisú de limón. Se trata de un tiramisú sin huevos y sin nata que queda muy ligero y sabroso, y con un toque muy refrescante gracias al zumo de limón. Además es un postre fácil de preparar, que se elabora sin horno y con muy pocos ingredientes.

Como muchos ya sabéis, el tiramisú es un postre italiano que se ha hecho muy popular en los últimos tiempos. Es una tarta (o pastel) que se monta por capas, igual que una tarta de galletas, pero sustituyendo las galletas por bizcochos de soletilla. Este postre tiene muchas variantes, tanto en los ingredientes básicos que se utilizan para prepararlo como en los sabores: con huevos, con nata, con sabor a fresa, con sabor a limón, etc. El ingrediente que nunca suele variar es el queso Mascarpone, un queso fresco italiano, cremoso y mantecoso.

Si no os gusta variar y preferís el sabor del tiramisú clásico, a continuación os dejo el enlace a la receta de tiramisú que publiqué hace un tiempo: Receta de tiramisú (receta clásica). O si por el contrario os gusta variar y probar nuevos sabores, seguid leyendo esta receta de tiramisú de limón, ya que os va a sorprender gratamente.

Ingredientes de la receta

  • 250 gramos de queso Mascarpone
  • 300 gramos de leche condensada
  • 100 mililitros de zumo de limón (2 limones)
  • La ralladura de 2 limones
  • Bizcochos de soletilla
  • Leche

Elaboración de la receta

Comenzamos preparando la crema de limón y queso. Para ello en un bol mezclamos el queso Mascarpone y la leche condensada. Cuando tengamos una mezcla sin grumos, añadimos el zumo y la ralladura de limón, y mezclamos nuevamente hasta obtener una crema densa y unificada.

Preparando la crema de limón y queso
Preparando la crema de limón y queso

En este punto dividimos nuestra crema de limón y queso en dos cuencos, en dos partes iguales.

Dividiendo la crema
Dividiendo la crema

De uno de los cuencos cogemos la mitad de la crema y la ponemos dentro de una manga pastelera. En lugar de manga pastelera, podemos utilizar una bolsa de las que se usan para congelar alimentos. Reservamos nuestra manga pastelera en la nevera, de un día para otro. El resto de la crema que nos queda en este cuenco la ponemos en el fondo de un molde rectangular, forrado con papel film. Sobre esta crema colocamos una primera capa de bizcochos remojados en leche, y encima de estos ponemos toda la crema de limón del otro cuenco. Extendemos bien la crema y colocamos una segunda y última capa de bizcochos remojados en leche.

Poniendo la primera capa de bizcochos
Poniendo la primera capa de bizcochos
Poniendo la segunda capa de crema
Poniendo la segunda capa de crema

En este punto, que ya tenemos montado nuestro tiramisú, lo tapamos y lo reservamos en la nevera de un día para otro.

Tiramisú montado
Tiramisú montado

Tras las horas de reposo desmoldamos el tiramisú sobre una fuente. Como hemos forrado el molde con papel film, el tiramisú se desmoldará con mucha facilidad. Una vez desmoldado, cubrimos la superficie del tiramisú con la crema de limón y queso que habíamos reservado en la manga pastelera. Para hacer esta decoración tan sólo tenemos que cortar la punta de la manga pastelera e ir poniendo copetes de crema.

Poniendo copetes de crema de limón y queso en la superficie del tiramisú
Poniendo copetes de crema de limón y queso en la superficie del tiramisú

Por último decoramos nuestro tiramisú con un poco de ralladura de limón y unas hojitas de hierbabuena.

Tiramisú de limón
Tiramisú de limón

A continuación os dejo el vídeo de esta receta.

Vídeo-receta

Comentarios

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos con asterisco (*) son obligatorios.