Torrijas (con azúcar y canela)

Torrijas (con azúcar y canela)

Ya os conté hace un año, en el post de las torrijas de miel y vainilla, lo mucho que me gustan las torrijas desde pequeña, ya que era un dulce que siempre preparaba con mi madre y, gracias a esos momentos, floreció mi amor por la cocina.

Hoy en día existen muchos tipos de torrijas: las clásicas torrijas de leche, con chocolate, con dulce de leche, torrijas con leche vegetal (para alérgicos e intolerantes a la leche), etc. También se preparan con varios tipos de pan, bollos o incluso se hacen torrijas con bizcocho.

A mi una de las recetas de torrijas que más me gustan son “las de toda la vida”, las que están bien empapadas en leche (aromatizada con canela) y rebozadas en una mezcla de azúcar y canela. Estas son las que vamos a preparar hoy: las tradicionales torrijas de leche con azúcar y canela.

Las torrijas son un postre tradicional de la Semana Santa pero, si te gustan tanto como a mi, puedes comerlas todo el año, ya que son fáciles de preparar, sus ingredientes son muy cotidianos y están muy ricas.

Torrijas con azúcar y canela
Torrijas con azúcar y canela

INGREDIENTES
(para 14 torrijas medianas aprox.)

  • 1,5 litros de leche entera
  • 2 barras de pan
  • 3 ramas de canela
  • Azúcar (8 cucharadas para endulzar la leche y otro tanto para el rebozado final)
  • 1 cucharadita de canela
  • 3 huevos
Ingredientes para las torrijas
Ingredientes para las torrijas

ELABORACIÓN

Lo primero que vamos a hacer para elaborar las torrijas es infusionar la leche con las ramas de canela. Para ello ponemos toda la leche y la canela en una olla y lo llevamos al fuego, dejando que se caliente bien.

Justo antes de que comience a hervir apartamos del fuego, agregamos las ocho cucharadas de azúcar (para endulzar la leche) y dejamos reposar 10-15 minutos. Esto lo hacemos para que la canela desprenda todo su aroma en la leche.

Agregando el azúcar a la leche aromatizada
Agregando el azúcar a la leche aromatizada

Una vez hayan pasado los 10-15 minutos de infusión, ponemos la leche caliente en un recipiente hondo para comenzar a hacer las torrijas.

Cortamos el pan en rebanadas anchas, de unos 2 ó 3 dedos, y las ponemos a remojo en la leche caliente, e iremos dando la vuelta a las rebanadas de pan para que se empapen bien por ambos lados.

Pan remojándose en la leche
Pan remojándose en la leche

Una vez que el pan está bien mojado en la leche, sin que llegue a romperse la rebanada, lo vamos sacando a un escurridor (para que escurra un poco la leche sobrante).

Seguidamente rebozamos bien las rebanadas en el huevo batido…

Pasando la torrija por huevo
Pasando la torrija por huevo

… y las freímos en una sartén con abundante aceite de oliva.

Friendo las torrijas
Friendo las torrijas

Cuando las torrijas estén doradas por ambos lados, las sacamos a un plato con papel absorbente, para que pierdan el exceso de aceite.

Por último rebozaremos bien nuestras torrijas ya fritas en la mezcla de azúcar y canela.

Rebozando una torrija en azúcar y canela
Rebozando una torrija en azúcar y canela

Y ya tenemos las torrijas de azúcar y canela listas para servir y comer.

VÍDEO

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos con asterisco (*) son obligatorios.