BIZCOCHO “12 CUCHARADAS” fácil y sin pesar ingredientes

BIZCOCHO “12 CUCHARADAS” fácil y sin pesar ingredientes

Hoy os traigo una receta de bizcocho muy fácil y rápida de preparar, ya que no es necesario pesar los ingredientes. Para elaborar este bizcocho tomaremos como referencia la medida de una cuchara sopera. En total pondremos “doce cucharadas” de cada ingrediente básico, ya sea sólido o líquido: harina, azúcar, leche y aceite. Los únicos ingredientes que no mediremos con la cuchara serán los huevos, el impulsor químico y el aromatizante.

El resultado final es un bizcocho húmedo, con una miga tierna y esponjosa. Además queda con un rico sabor gracias al aroma que le aportan el aceite de oliva y la ralladura de naranja. Pero lo mejor de todo es que en poco tiempo y de una forma sencilla podemos elaborar un delicioso bizcocho casero.

A continuación os dejo otras recetas de bizcochos caseros que hemos elaborado anteriormente y que os pueden gustar:

Bizcocho fácil y esponjoso

Bizcocho de yogur

Bizcocho de agua

Bizcocho esponjoso

Ingredientes de la receta

  • Harina (12 cucharadas)
  • Azúcar (12 cucharadas)
  • Leche (12 cucharadas)
  • Aceite de oliva (12 cucharadas)
  • Impulsor químico o levadura química (12 g)
  • Huevos (3 medianos)
  • La ralladura de una naranja

(*) Si lo necesitas, puedes consultar las tablas de medidas y equivalencias en cocina y repostería.

Elaboración de la receta

En un bol ponemos doce cucharadas soperas de azúcar. Añadimos los huevos y batimos bien, hasta conseguir una mezcla espumosa. Seguidamente añadimos doce cucharadas de aceite de oliva. También se puede añadir aceite de girasol o cualquier otro aceite vegetal que os guste. Añadimos también las doce cucharadas de leche, la que se utilice habitualmente en casa: entera, desnatada, sin lactosa o vegetal. Integramos con las varillas el aceite y la leche.

Con la ayuda de un rallador rallamos la piel de la naranja, que habremos lavado previamente, y la incorporamos en la mezcla. Por último añadimos las doce cucharadas de harina, que han de estar un poco colmadas, y el impulsor químico. Integramos todos los ingredientes hasta conseguir una mezcla lisa y sin grumos.

Añadiendo las doce cucharadas colmadas de harina
Añadiendo las doce cucharadas colmadas de harina

Ahora que ya tenemos terminada nuestra masa de bizcocho, la vertemos en un molde o recipiente. En mi caso estoy utilizando un recipiente rectangular de cristal, forrado con papel de horno. También se puede utilizar el típico molde redondo.

Vertiendo la masa de bizcocho dentro del molde
Vertiendo la masa de bizcocho dentro del molde

Opcionalmente espolvoreamos un poco de azúcar en la superficie de la masa y llevamos el bizcocho al horno, que lo tenemos precalentado a 180 ºC con calor arriba y abajo, durante 40-45 minutos. Los tiempos de horneado pueden variar dependiendo de la funcionalidad de cada horno, así como del recipiente o molde que utilicemos. Por ejemplo, no tarda el mismo tiempo en hornearse un bizcocho en un molde redondo estrecho que un recipiente rectangular ancho.

Pasados 45 minutos ya tenemos nuestro bizcocho bien horneado. Antes de sacar el bizcocho del horno y para comprobar que está bien hecho, lo pincharemos con un palillo. Si el palillo sale limpio, sacaremos el bizcocho del horno. Si por el contrario el palillo sale con restos de masa, dejaremos que se termine de cocinar unos minutos más.

Bizcocho recién horneado
Bizcocho recién horneado

Tras sacarlo del horno, dejaremos que el bizcocho se atempere durante 10 minutos dentro del molde o recipiente. Pasado este tiempo lo sacamos del recipiente, ayudándonos del papel de hornear, y dejamos que se enfríe completamente sobre una rejilla.

Una vez frío lo comemos acompañado de un vaso de leche, un café o de una buena taza de chocolate.

Bizcocho doce cucharadas
Bizcocho doce cucharadas

A continuación os dejo el vídeo, para que podáis ver tanto el resultado como el paso a paso de esta receta.

Vídeo-receta

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos con asterisco (*) son obligatorios.