Pastel de queso japonés con Nutella

Pastel de queso japonés con Nutella

Hace unos meses hicimos por primera vez un pastel de queso japonés, con chocolate blanco, que tan sólo llevaba tres ingredientes. Pues bien, como nos gustó tanto y es un pastel de queso tan fácil de preparar, he decidido volver a hacerlo, pero esta vez, en lugar de chocolate blanco, lleva Nutella.

He de deciros que ha sido todo un acierto hacer este pastel de queso con Nutella, ya que tiene muchísimo sabor a esta rica crema de chocolate y avellanas, a la vez que conserva esa textura tan esponjosa y característica del pastel de queso japonés. Nos queda una receta de pastel de queso realmente deliciosa, deshaciéndose en la boca sin apenas morderlo, gracias a su textura aireada.

Pastel de queso japonés con Nutella
Pastel de queso japonés con Nutella

INGREDIENTES
(para 2 ó 4 personas)

  • 120g de Nutella
  • 120g de queso crema
  • 3 huevos
Ingredientes para el pastel de queso japonés con Nutella
Ingredientes para el pastel de queso japonés con Nutella

ELABORACIÓN

Empezamos separando las yemas de las claras, de los tres huevos que necesitamos para esta receta.

En un bol ponemos las tres yemas (reservando las claras para más adelante), el queso crema y la Nutella.

Seguidamente mezclamos bien el conjunto, hasta que nos quede una crema homogénea, y la reservamos unos minutos.

Mezclando las yemas con el queso crema y la Nutella
Mezclando las yemas con el queso crema y la Nutella

Ahora, con unas varillas eléctricas montamos las claras que teníamos reservadas, hasta que queden bien firmes.

Una vez que hemos montado las claras las vamos a ir integrando, poco a poco y con movimientos suaves y envolventes, en la mezcla que teníamos reservada de yemas, queso y Nutella, hasta que nos quede una masa bien uniforme.

Integrando las claras montadas en la mezcla de yemas, queso y Nutella
Integrando las claras montadas en la mezcla de yemas, queso y Nutella

Ponemos la masa en un molde pequeño. En mi caso he utilizado un molde rectangular (tipo cake) de silicona. Como este pastel lo vamos a hornear al baño maría, debemos poner el molde dentro de otro recipiente con agua caliente (ver foto siguiente).

Pastel antes de hornear
Pastel antes de hornear

Para que el pastel quede perfecto, con una textura esponjosa y aireada, lo vamos a hornear durante 45 minutos en tres pasos, partiendo de un horno precalentado a 170 ºC :

Primer paso: Horneamos a 170 ºC durante 15 minutos.

Segundo paso: Ahora bajamos la temperatura del horno a 160 ºC y dejamos que se siga horneando otros 15 minutos.

Tercer paso: Apagamos el horno y dejamos que pasen otros 15 minutos más, con el pastel dentro y la puerta cerrada.

Una vez el pastel esté bien horneado, lo sacamos y lo dejamos enfriar completamente antes de desmoldarlo, ya que que es un pastel muy frágil y delicado y se nos puede romper fácilmente.

Pastel recién horneado
Pastel recién horneado

En el momento que se enfríe ya lo podremos comer. O bien, si lo preferimos, podemos guardar el pastel en la nevera durante un par de horas para que coja temperatura.

VÍDEO

Comentarios

  1. Erika, hola. Te escribo desde Mexico. Me gusta mucho la reposteria y creo que lo hago muy bien. Pero cai en cuenta que el gluten me provocaba sobrepeso asi que ahora busco sustituir la harina de trigo. No soy celiaco pero quiero tu opinion para sustituir la harina por maizena o alguna mezcla de otras harinas. Gracias

Deja una Respuesta a Erika Cancelar Respuesta

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos con asterisco (*) son obligatorios.