Tarta de galletas y leche merengada

Tarta de galletas y leche merengada

Hoy os traigo una tarta de galletas muy rica y original. Se trata de una tarta de galletas de canela rellena de una deliciosa crema de leche merengada.

Esta tarta de galletas y leche merengada tiene una mezcla de sabores y texturas que me ha encantado. La crema de leche merengada tiene un sabor muy especial a leche, canela y limón, mezclado con el delicioso sabor de la leche condensada. Una crema que guarda la esencia y sabor tan característicos de la propia leche merengada. Por otro lado, la crema queda con una textura muy suave y cremosa que, combinada con la textura tierna y húmeda de las galletas, resulta un bocado delicioso.

Como veréis a continuación esta es una tarta muy fácil de preparar, vistosa y bien rica.

Ingredientes de la receta

(*) Para un molde rectangular de 25×10 cm y 6 cm de alto, de 1 litro de capacidad.

  • Galletas de canela (55)
  • Leche fresca entera (500 ml)
  • Leche condensada (200 g)
  • Maizena (35 g)
  • Canela (1 rama)
  • Piel de limón
  • Leche para remojar las galletas

(**) Si lo necesitas, puedes consultar las tablas de medidas y equivalencias en cocina y repostería.

Elaboración de la receta

Comenzamos preparando la crema de leche merengada. Para ello ponemos toda la leche, menos una taza que utilizaremos posteriormente para diluir la Maizena, en una olla al fuego. Añadimos la piel de limón y la rama de canela y dejamos que la leche se caliente. Cuando la leche comience a hervir, apartamos la olla del fuego y la tapamos. Dejaremos que la leche repose durante 30-40 minutos, para que se impregne en ella todo el sabor de la canela y del limón.

Aromatizando la leche con canela y limón
Aromatizando la leche con canela y limón

Seguidamente mezclamos la taza de leche, que habíamos reservado anteriormente, con la Maizena.

Diluyendo la Maizena con leche
Diluyendo la Maizena con leche

Pasado el tiempo de reposo, retiramos de la olla la rama de canela y la piel de limón, y añadimos la Maizena disuelta en leche y la leche condensada. Mezclamos bien y llevamos de nuevo la olla al fuego, a fuego medio-bajo, hasta que la mezcla espese. Removeremos continuamente para que la crema no se pegue y no se formen grumos.

Tras unos minutos al fuego, veremos que la espuma que se había formado en la superficie desaparece y la crema comienza a espesar. En este punto ya tenemos terminada la crema de leche merengada. Apartamos la olla del fuego y vertemos la crema en un bol, para que se temple.

Crema de leche merengada terminada
Crema de leche merengada terminada

En este punto, que ya tenemos preparada nuestra crema de leche merengada, comenzamos a montar la tarta. Para ello utilizaremos un molde rectangular forrado con papel film.

Remojamos ligeramente las galletas en leche, por el lado que no tiene azúcar ni canela, y con ellas vamos forrando nuestro molde. Colocamos las galletas, primero la base y luego las paredes, con la parte azucarada siempre hacia el exterior, como se ve en la siguiente imagen:

Molde forrado con galletas
Molde forrado con galletas

Sobre la base de galletas ponemos una primera capa de crema de leche merengada, sobre esta ponemos una capa de galletas remojadas totalmente en leche, y sobre esta otra de crema… Y así vamos alternando capas de galletas con capas de crema, hasta tener cuatro capas interiores de crema. Toda la crema quedará repartida en estas cuatro capas interiores.

Montando la tarta de galletas y leche merengada
Montando la tarta de galletas y leche merengada

Terminamos de montar nuestra tarta colocando una doble capa de galletas, que será la futura base de la tarta cuando la desmoldemos.

Colocando la última capa de galletas
Colocando la última capa de galletas

Tapamos la tarta con papel film y la reservamos en la nevera de un día para otro.

Pasadas las horas de reposo nuestra tarta de galletas y leche merengada ya está lista para comer. La sacamos de la nevera y recortamos las galletas que sobresalen de las paredes del molde. Esto lo hacemos para nivelar la base de nuestra tarta.

Recortando las galletas que sobresalen
Recortando las galletas que sobresalen

Hecho esto, desmoldamos la tarta volteando el molde sobre un plato, retiramos el papel film y ya la tenemos lista para comer. En mi caso he decorado la superficie de la tarta con unos rosetones de nata montada, pero esto es totalmente opcional.

Tarta de galletas y leche merengada
Tarta de galletas y leche merengada

A continuación podéis ver el vídeo en el que os muestro, paso a paso, la elaboración de esta receta.

Vídeo-receta

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos con asterisco (*) son obligatorios.