Roscón de hojaldre con chocolate

Roscón de hojaldre con chocolate

Hoy os traigo un roscón de hojaldre con chocolate. Se trata de una receta fácil en la que aprendemos cómo hacer roscón de Reyes casero con hojaldre y chocolate, algo diferente pero que queda muy rico y original.

Para rellenar el roscón de hojaldre vamos a preparar una crema pastelera de chocolate, que combina muy bien con las capas crujientes del hojaldre.

Os puedo asegurar que esta receta de roscón de hojaldre con chocolate es una delicia, además de una alternativa fácil al roscón de Reyes tradicional.

Otra alternativa también sería los mini-roscones de Reyes que publiqué hace un tiempo en este blog y que están deliciosos.

VÍDEO-RECETA

INGREDIENTES
(para 10 raciones)

Para el roscón de hojaldre

  • 2 láminas de hojaldre redondas (de unos 275 gramos de peso)
  • Una yema de huevo
  • 6 cucharadas de azúcar
  • 1 cucharada de agua de azahar
  • Guindas

Para la crema pastelera de chocolate

  • 4 yemas de huevo
  • 500 mililitros de leche
  • 200 gramos de chocolate
  • 100 gramos de azúcar
  • 40 gramos de Maizena (harina refinada de maíz)
  • La piel de una naranja
Ingredientes para el roscón de hojaldre con chocolate
Ingredientes para el roscón de hojaldre con chocolate

ELABORACIÓN

Comenzamos esta receta preparando la crema pastelera de chocolate, ya que debe estar bien fría a la hora de montar el roscón.

Ponemos a calentar la leche (excepto un vaso que reservamos) junto con la piel de naranja. Dejamos que se caliente a fuego lento, para que la leche se aromatice con la naranja.

En el vaso de leche que hemos reservado vamos a diluir la Maizena. Mezclamos bien hasta que no haya grumos y reservamos.

Ahora ponemos las yemas de huevo en un bol amplio, agregamos el azúcar e integramos bien los dos ingredientes. Seguidamente vertemos dentro el vaso de leche en el que hemos disuelto la Maizena, mezclamos y reservamos.

Vertiendo la leche con Maizena en la mezcla de yemas y azúcar
Vertiendo la leche con Maizena en la mezcla de yemas y azúcar

En este punto ya tendremos bien caliente y aromatizada la leche, por lo que retiramos la piel de naranja y agregamos el chocolate. Mezclamos bien hasta que el chocolate se haya fundido completamente en la leche.

Continuamos preparando la crema pastelera, y para ello vertimos poco a poco la leche con chocolate (que acabamos de preparar) en el bol donde teníamos la mezcla de yemas, azúcar y Maizena. Este paso debemos hacerlo lentamente y sin parar de remover, para que las yemas no se cuajen y no se nos estropee la crema pastelera.

Vertiendo la leche con chocolate en la mezcla de yemas
Vertiendo la leche con chocolate en la mezcla de yemas

Una vez que hayamos vertido toda la leche con chocolate sobre las yemas, devolvemos todo el contenido al cazo y lo llevamos al fuego. Lo vamos a poner a fuego bajo y, sin parar de remover, dejaremos que la mezcla espese y se convierta en crema pastelera.

Cuando la crema pastelera de chocolate esté bien espesa, la retiramos del fuego y la vertemos en una fuente. Tapamos la crema con papel film, para que no se reseque y le salga costra, y dejamos que se enfríe por completo. Cuando la crema pastelera haya perdido calor la guardamos en la nevera.

Crema pastelera de chocolate ya terminada
Crema pastelera de chocolate ya terminada

Ahora continuamos preparando el roscón. Para ello estiramos las dos masas de hojaldre y colocamos una encima de la otra, haciéndolas coincidir.

Para hacer el agujero central del roscón, colocamos un tazón en el centro de las masas y presionamos para marcar un círculo.

Marcando el círculo central del roscón
Marcando el círculo central del roscón

Ahora cogemos la masa superior y con un cuchillo recortamos el círculo marcado, retirando la masa sobrante.

Rosca de hojaldre antes de hornear
Rosca de hojaldre antes de hornear

Colocamos esta primera rosca de hojaldre en una bandeja de horno y la horneamos durante 20 minutos a 180 ºC, con el horno precalentado.

Mientras que la primera rosca de hojaldre está en el horno, vamos preparando la segunda rosca. Para ello recortamos el centro del hojaldre ya marcado, como hicimos con la primera, y pintamos toda la rosca de hojaldre con una yema de huevo batida. Tan sólo pintamos esta rosca de hojaldre porque será la que vaya decorada en la parte superior del roscón.

A continuación preparamos el azúcar húmedo, que se consigue mezclando 6 cucharadas de azúcar con 1 cucharada de agua de azahar. Seguidamente colocamos este azúcar húmedo sobre la rosca pintada de huevo.

Rosca de hojaldre decorada antes de hornear
Rosca de hojaldre decorada antes de hornear

En este momento la primera rosca ya estará bien horneada. La sacamos del horno y metemos la segunda rosca que acabamos de decorar. Esta segunda rosca la horneamos también durante 20 minutos a 180 ºC, hasta que veamos que está bien dorada e inflada. Cuando esté bien horneada, la sacamos del horno y la dejamos enfriar.

Rosca de hojaldre decorada recién horneada
Rosca de hojaldre decorada recién horneada

Transcurrido el tiempo de enfriado de las roscas de hojaldre y de la crema pastelera de chocolate, comenzamos a montar el roscón de hojaldre con chocolate.

Colocamos sobre un plato o bandeja la rosca de hojaldre que tenemos sin decorar, que es la parte de abajo del roscón, y con la ayuda de una manga pastelera vamos rellenando el roscón con la crema pastelera de chocolate. En mi caso he utilizado una bolsa de congelar con una boquilla.

Rellenando el roscón de hojaldre con la crema pastelera de chocolate
Rellenando el roscón de hojaldre con la crema pastelera de chocolate

Una vez que hayamos rellenado el roscón con la crema pastelera de chocolate, colocamos encima la rosca de hojaldre decorada que hemos preparado anteriormente, le ponemos unas guindas encima y ya tenemos nuestro roscón de hojaldre con chocolate listo para comer.

Roscón de hojaldre con chocolate
Roscón de hojaldre con chocolate

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos con asterisco (*) son obligatorios.