Panacota de mango

Panacota de mango

Hoy vemos cómo hacer panacota de mango. Se trata de un postre fácil de preparar, con una decoración muy atractiva y vistosa.

Esta receta de panacota lleva dos elaboraciones diferentes. Por un lado haremos una panacota tradicional, a base de nata, leche, azúcar y gelatina. Por otro lado haremos un puré de mango, que aportará un toque fresco y ligero a la panacota.

La panacota (o “panna cotta“) se puede preparar de diferentes sabores. Aquí ya vimos algunas recetas de panacota muy sugerentes:

Panacota de queso y miel

Panacota con salsa de fresas

Panacota de dulce de leche

– Panacota de chocolate

Ingredientes de la receta

(*) Ingredientes para 8 raciones/panacotas

Para la panacota:

  • 500 mililitros de nata para montar (o crema para batir)
  • 200 mililitros de leche entera
  • 80 gramos de azúcar
  • 10 gramos de gelatina en polvo (o el peso equivalente en hojas de gelatina)
Ingredientes para la panacota
Ingredientes para la panacota

Para el puré de mango:

  • 3 mangos (aprox. 1,3 kg de peso en total)
  • 100 mililitros de zumo de naranja (más o menos el zumo de una naranja)
  • 2 cucharadas soperas de azúcar (20 gramos)
  • 8 gramos de gelatina en polvo (o el peso equivalente en hojas de gelatina)
Ingredientes para la salsa de mango
Ingredientes para la salsa de mango

Elaboración de la receta

Comenzamos preparando el puré de mango. Para ello pelamos los mangos y los cortamos a ras del hueso. Los troceamos y los pesamos hasta obtener 450 gramos de mango pelado y sin hueso. A mí me ha salido la cantidad indicada con 2 mangos, el otro lo he reservado para la decoración final. Ahora trituramos con una batidora los 450 gramos de mango, hasta conseguir un puré bien fino. Reservamos el puré unos minutos mientras hidratamos la gelatina.

A continuación vertemos el zumo de naranja sobre el recipiente en el que tenemos la gelatina en polvo. Mezclamos bien y dejamos que la gelatina se hidrate durante 10 minutos. Pasado este tiempo comprobaremos que la gelatina está solidificada, entonces es el momento de calentarla unos segundos en el microondas para que se vuelva de nuevo líquida.

Gelatina hidratada
Gelatina hidratada

Vertemos la gelatina líquida en el puré de mango (que habíamos reservado) y mezclamos bien.

Vertiendo la gelatina sobre el puré de mango
Vertiendo la gelatina sobre el puré de mango

Añadimos una o dos cucharadas soperas de azúcar al puré de mango y lo vertemos dentro de una jarra.

Es el momento de preparar los vasos donde presentaremos nuestro postre. Necesitamos colocar los vasos con una cierta inclinación y que estos no se muevan de su posición en ningún momento. Para ello yo he utilizado una fuente de cristal como base, he colocado un paño enrollado en el centro de la fuente y he cubierto, tanto la fuente como el paño enrollado, con otro paño por encima. Seguidamente he colocado unos vasos (de 14 cl) dentro de la fuente, con la inclinación que estábamos buscando. En la siguiente foto se puede observar la disposición final:

Vasos dispuestos para preparar el postre
Vasos dispuestos para preparar el postre

Llenamos los vasos con el puré de mango, justo hasta llegar al borde del vaso.

Vertiendo el puré de mango en los vasos
Vertiendo el puré de mango en los vasos

Una vez que hayamos repartido el puré de mango en los vasos, los llevamos a la nevera durante 2 horas. Debemos trasladar la fuente con los vasos con mucho cuidado para que no pierdan su posición.

Vasos con puré de mango
Vasos con puré de mango

Cuando hayan pasado las 2 horas y tras comprobar que el puré de mango está gelatinizado, comenzamos a preparar la panacota.

En un recipiente vertemos la gelatina en polvo sobre la mitad de la leche, y dejamos que se hidrate durante 10 minutos. Mientras se hidrata, en un cazo ponemos la nata, la otra mitad de la leche y el azúcar, y lo llevamos al fuego para que la mezcla se caliente. Antes de que llegue a hervir la apartamos del fuego. Una vez que la gelatina esté hidratada y la mezcla caliente (y ya fuera del fuego) vertemos la gelatina dentro del cazo. Mezclamos bien para que la gelatina se disuelva en la mezcla y dejamos que se temple.

 

Preparando la panacota
Preparando la panacota

Cuando la mezcla para la panacota esté templada, sacamos los vasitos con la salsa de mango de la nevera (que ya está gelatinizada) y comenzamos a rellenarlos. Para ello colocamos una cuchara dentro del vaso, para evitar que la salsa de mango se estropee, y vamos rellenando con la mezcla de panacota.

Vertiendo la panacota en los vasos con la salsa de mango
Vertiendo la panacota en los vasos con la salsa de mango

Cuando hayamos distribuido la mezcla de la panacota en todos los vasos, dejamos que estos se enfríen a temperatura ambiente. Una vez fríos los tapamos y los reservamos en la nevera un mínimo de 4 horas.

Tras el reposo, y en el momento de servir la panacota de mango, decoramos cada vasito a nuestro gusto. En mi caso he colocado unos dados de mango en la superficie de cada vaso, en unos he puesto una frambuesa entera y en otros he puesto unos granitos de frambuesa. Para finalizar la decoración he colocado unas hojitas de hierbabuena.

Panacota de mango
Panacota de mango
Panacota de mango
Panacota de mango

A continuación podéis ver el vídeo con el paso a paso de esta receta.

Vídeo-receta

Comentarios

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos con asterisco (*) son obligatorios.