Tarta helada “Cornetto”

Tarta helada “Cornetto”

Hoy quiero compartir con vosotros una receta veraniega muy fácil de preparar en casa: una tarta helada “Cornetto”. Se trata de una tarta helada en la reproduciremos los sabores del clásico helado “Cornetto”, con una base de galleta cubierta de una rica y fundente capa de chocolate. Para los que no lo conozcáis, el “Cornetto” es un helado comercial de cucurucho relleno de nata y chocolate.

Tarta helada "Cornetto"
Tarta helada “Cornetto”

Para esta receta vamos a elaborar nosotros mismos el helado. Un helado casero a base de nata y leche condensada, muy cremoso y sin cristales de hielo. Además queda con un sabor muy rico y combina muy bien, tanto con la capa de chocolate como con el sabor de la galleta.

Ingredientes de la receta

Para el helado:

  • Nata para montar (500 ml)
  • Leche condensada (250 g)
  • Esencia de vainilla (1 cucharadita)

Para la base y la decoración:

  • Galletas Digestive (200 g)
  • Mantequilla (100 g)
  • Chocolate (120 g = 80 + 40)
  • Nata para montar (120 ml = 80 + 40)
  • Avellanas

(*) Si lo necesitas, puedes consultar las tablas de medidas y equivalencias en cocina y repostería.

Elaboración de la receta

Comenzamos preparando la base de galleta. Para ello trituramos 200 gramos de galletas tipo Digestive, hasta que nos quede una especie de “arena de galleta”. Seguidamente mezclamos las galletas trituradas con 100 gramos de mantequilla derretida, hasta que toda la galleta quede humedecida. Distribuimos esta mezcla de galleta y mantequilla dentro de un molde de 20 centímetros de diámetro, forrado con papel de hornear. Repartimos la galleta, tanto por la base del molde como por la pared, aplastando bien hasta conseguir una base y una pared compacta. Por último reservamos el molde en el congelador mientras continuamos con la receta.

Preparando la base de galleta
Preparando la base de galleta

Continuamos preparando la ganache de chocolate que cubrirá la base de galleta. Para ello calentamos, hasta que comience a hervir, 80 mililitros de nata para montar (o crema para batir). Vertemos la nata caliente sobre 80 gramos de chocolate troceado y mezclamos, hasta que el chocolate se derrita y quede totalmente integrado con la nata.

Sacamos el molde del congelador y vertemos esta ganache de chocolate sobre la base de galleta. Hecho esto reservamos de nuevo el molde en el congelador, para que la ganache de chocolate solidifique.

Base de galleta cubierta de ganache de chocolate
Base de galleta cubierta de ganache de chocolate

Mientras tanto comenzamos a preparar la crema del helado. Para ello ponemos 500 mililitros de nata para montar (o crema para batir) en un bol grande, y con la ayuda de unas varillas eléctricas la montamos, hasta que se formen surcos firmes. Para que la nata monte bien es importante que esté bien fría y que tenga un 35% de materia grasa.

En este punto que la nata está montada, añadimos e integramos poco a poco 250 gramos de leche condensada y una cucharadita de esencia de vainilla. Integraremos la leche condensada suavemente, para conseguir una textura de mousse.

Preparando la mousse para el helado
Preparando la mousse para el helado

Ahora que ya tenemos la mousse para nuestro helado terminada, sacamos el molde del congelador y comprobamos que la ganache de chocolate está sólida. Añadimos y distribuimos la mousse dentro del molde, sobre la capa de chocolate.

Poniendo la mousse sobre la capa de chocolate
Poniendo la mousse sobre la capa de chocolate

Alisamos la superficie y reservamos nuestra tarta en el congelador durante 3 horas.

Alisando la superficie de la tarta
Alisando la superficie de la tarta

Pasadas las 3 horas preparamos otra ganache de chocolate, que utilizaremos para decorar la tarta. Para ello calentamos, hasta que hierva, 40 mililitros de nata para montar (o crema para batir). Una vez caliente la vertemos sobre 40 gramos de chocolate troceado. Mezclamos bien para que el chocolate se derrita y quede integrado con la nata. Por último ponemos esta ganache de chocolate dentro de una manga pastelera, o bien dentro de una bolsa para congelar alimentos. Seguidamente sacamos nuestra tarta del congelador, donde habrá estado un mínimo de 3 horas y estará semi-congelada, y decoramos la superficie de esta con la ganache de chocolate.

Decorando la tarta Cornetto con la ganache de chocolate
Decorando la tarta Cornetto con la ganache de chocolate

Añadimos también unas avellanas troceadas y reservamos nuestra tarta Cornetto de nuevo en el congelador. Esta vez la dejaremos reposar de un día para otro.

Tarta Cornetto lista para congelar
Tarta Cornetto lista para congelar

Tras las horas de reposo sacamos nuestra tarta helada Cornetto del congelador, la desmoldamos, la ponemos sobre un plato y lista para comer.

Interior de la tarta helada "Cornetto"
Interior de la tarta helada “Cornetto”

Os recomiendo sacar la tarta del congelador unos 10-15 minutos antes de comerla, para que no esté tan dura. Y para cortar la tarta en porciones, os recomiendo calentar con agua caliente la hoja de un cuchillo afilado.

A continuación os dejo el vídeo con el paso a paso de esta receta.

Vídeo-receta

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos con asterisco (*) son obligatorios.