Pastel de Limón ¡¡ sin horno y solo 4 ingredientes !!

Pastel de Limón ¡¡ sin horno y solo 4 ingredientes !!

Los postres con limón me encantan, y si son tan fáciles de preparar como el postre que hoy os propongo, me gustan aún más. Se trata de un pastel de limón sin horno, elaborado con tan solo cuatro ingredientes. Unos ingredientes cotidianos que combinan a la perfección: leche condensada, nata, limón y bizcochos de soletilla blandos.

Esta receta de pastel de limón queda bien rica. La crema de limón tiene una combinación de sabores muy equilibrada, con el toque justo de dulzor y de acidez. Además, la crema queda sólida y densa tras las horas de reposo en frío, resultando una textura muy agradable al comerla.

Este pastel de limón no queda rico solo gracias a la crema. Los bizcochos de soletilla le aportan una textura muy especial al conjunto del pastel, ya que quedan muy tiernos y calados. Además, tras el reposo, habrán absorbido el sabor a limón de la crema.

A continuación os dejo una pequeña recopilación de postres fáciles con limón que hemos preparado anteriormente:

Tiramisú de limón

Tarta de limón

Polos cremosos de limón y leche condensada

Crema de limón

Ingredientes de la receta

Para el pastel:

  • Zumo de limón (170 mililitros)
  • Nata para montar o crema para batir (500 mililitros)
  • Leche condensada (400 gramos)
  • Bizcochos de soletilla blandos (12)

Para decorar el pastel:

  • Bizcochos de soletilla blandos (2)
  • Ralladura de un limón

(*) Si lo necesitas, puedes consultar las tablas de medidas y equivalencias en cocina y repostería.

Elaboración de la receta

Comenzamos preparando el zumo de limón. Para ello exprimimos los limones con la ayuda de un exprimidor. En mi caso he obtenido los 170 mililitros de zumo exprimiendo cuatro limones pequeños.

Preparando el zumo de limón
Preparando el zumo de limón

A continuación en un bol ponemos la nata, la leche condensada y el zumo de limón. Mezclamos bien, hasta conseguir una crema espesa y unificada.

Preparando la crema de limón
Preparando la crema de limón

Ahora comenzamos a montar el pastel. Para ello ponemos unas cucharadas de la crema en el fondo de un molde rectangular forrado con papel de hornear, para que así resulte más fácil desmoldar el pastel una vez terminado. En mi caso estoy utilizando un molde de 1,7 litros de capacidad y un tamaño de 28 x 12 cm y 8 cm de alto.

Seguidamente sobre la crema colocamos una primera capa de bizcochos. Pondremos cuatro bizcochos por cada capa. Los bizcochos no los vamos a calar previamente con ningún tipo de líquido, ya que al ser blandos van a absorber toda la humedad de la propia crema.

Montando el pastel de limón
Montando el pastel de limón

Sobre los bizcochos ponemos de nuevo unas cucharadas de la crema de limón. Colocamos otra capa de bizcochos y una nueva capa de crema. Por último colocamos otros cuatro bizcochos y, sobre estos, ponemos el resto de crema que nos queda. En total hemos puesto cuatro capas de crema y tres capas de bizcochos.

Hecho esto, tapamos el molde con papel film y lo reservamos en la nevera de un día para otro.

Pastel de limón antes del reposo
Pastel de limón antes del reposo

Tras las horas de reposo desmoldamos nuestro pastel de limón volteándolo sobre un plato. Retiramos el papel de hornear y decoramos la superficie de nuestro pastel. En mi caso lo he decorado con un par de bizcochos desmigados y la ralladura de un limón.

Pastel de limón sin horno
Pastel de limón sin horno

En este punto ya tenemos nuestro pastel de limón listo para disfrutar.

A continuación podéis ver el vídeo de esta receta.

Vídeo-receta

Comentarios

  1. Hola Erika:
    Excelente receta y excelente explicación la tuya, quería preguntarte si es recomendable colocarlo en la parte alta de la nevera donde se hace hielo o mejor abajo nomas
    Gracias por tu respuesta y un abrazo desde Perú

Deja una Respuesta a Juani Cancelar Respuesta

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos con asterisco (*) son obligatorios.